26.8.09

¿Qué tipo de escritor eres?

¿Para qué necesitas la literatura? ¿No sabes soñar sin ella o vivir sin perderte por otros mundos? ¿No tienes otras llaves que abran o cierren minas a punto de explotar? ¿No sabes vivir con pánicos propios? ¿Y para dormir? ¿Qué tipo de aburrimiento necesitas? ¿Por qué has elegido la palabra y no el color o la piedra? ¿En qué palabra has descubierto la música de la palabra o el ruido del poema? ¿Ya sabes si es la palabra o tu ego lo que quieres dejarnos leer? ¿Estructurarás tu vida como estructuras la sintaxis? ¿Te precipitas por el doble espacio interlineal como si fueras una nada? ¿Eres una llama cuando escribes la palabra fuego? ¿Respiras las palabras o las pisoteas? ¿Eres recolector de tu propia vida o de la vida de los demás? ¿Vives todavía en una torre o has bajado a la arena? ¿Has aprendido ya a leer el miedo en los ojos de los otros?, ¿y en los tuyos?, ¿escribes cuanto lees en tus ojos?

22 comentarios:

  1. Escribimos para vivir otras vidas, para ser audaces, para ser recordados, para volcar los miedos. Y por sobre todas las cosas porque no sabemos ni pintar ni tocar ningún instrumento.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. la escritura es para mi un canal de expresión.
    al principio lo eran las líneas, pero su limitante radicaba en el hecho de que no lograba espresar todo lo que había en mi mente con la imagen estática. Con todo y eso, la interpretación del observador siempre fue el obajetivo final; y mejora así, pues no quedaban desnudos mis miedos ante el público.
    Pero la escritura representa para mi un nivel superior de expresión. Y si: no se vivir con mis pánicos propios; pero si soy una llama cuando escribo fuego.

    alfaro mis felicitaciones, excelente análisis este que has escrito en forma de interrogaciones.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Y tantas preguntas más que se podrían hacer, como éstas tan certeras y llenas de significado, mucho más que sus posibles respuestas. No sé si recuerdas mi entrada sobre Clarice Lispector, los gatos y las cerezas, había algo de eso, de saber leer el miedo en los ojos de los otros...
    Tengo enlazado un blog
    http://porqueescribimos.blogspot.com/
    al que voy de vez en cuando. Ya no se actualiza, pues la autora ha puesto ahí su investigación de 20 años de los escritores explicando por qué escriben. Están por orden alfabético.
    Un besazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo remedio y me encanta ser tan afortunada, el poder de la palabra... Yo si no escribo estoy muerta.

    Me ha parecido simplemente fabulo, y puede que me lo lleve, aviso.

    Cariñitos.

    ResponderEliminar
  5. Sentada en el banquillo de los acusados, o entre el publico espectador en espera de ver la inyección letal en la vena, me desarmo ante este interrogatorio.

    Dichosos los que tienen respuestas.

    Un texto que sacude! ¿Puedo yo también llevármelo?

    Un abrazo Alfaro!

    ResponderEliminar
  6. Soy fuego,
    ya descendí a la arena,
    Estructuro mi vida como la sintáxis aunque a veces invierta el orden
    Escribo desde mi miedo a los ojos del que mira con miedo
    Pr lo demás, todos los mundos están en un libro

    ResponderEliminar
  7. Seguro que escribo por las diez mil causas, que dirían los chinos del siglo VI antes de C.

    Seguro que una de ellas es mi ego. Digo ésa primero, porque tiene muchas papeletas de ser la máquina del tren.

    Detrás, vendrían los 9.999 vagones, llámense como se llamen. Unos de primera, otros de madera. Vagones restaurante tipo Orient-Exprés... coches cama de lujo, vagones de equipajes oscuros llenos de bultos almacenados, en fin...

    Diez mil causas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. ¡Diantres, amiga! ¡Te juro que yo no fui...! ¡Yo no!

    Es que, sabes, te veo como un poco "policiaca"...

    Veras, ocurre simplemente que algunas personas, que hemos perdido la cabeza claramente, nos da por escribir y eso es como el que le da por fumar o por beber cubatas, que es tremendamente "atrapador"...

    Luego ocurre que algunos afortunados, como ese amigo tuyo Antiqva, ademas de escribir con indudable torpeza aman las piedras, con lo que su escaso raciocinio se nivela un poco...

    Y cuando los gatos le brindan algun momento de piedad, entonces incluso se olvida de escribir...

    Quizas por eso, Antiqva este bastante mas cuerdo que la mayoria de los que escribir de maravilla pero de manera exclusiva...

    Diantres, amiga, dejate de escribir y corre tras los gatos, coleccionado piedras vulgares, toma imagenes de las nubes, bebe alguna que otra copa de vino ... y veras como poco a poco mejoras de esa extraña "dependencia" que te hace escribir cosas tan bellas como aterradoras...

    Je,je,je (Me estoy pasando hoy "tela", como se dice por aqui...)

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  9. "todos nos soñamos mutuamente: es este oficio el que no se conforma con realidades."... esto lo dice un escritor.

    Yo no puedo responder a estas preguntas. Van dirigidas a escritores.

    Y yo no escribo; vivo entre la realidad más cruda y el sueño más irreal.

    Un abrazo,
    Montse.

    ResponderEliminar
  10. Qué compromiso contestar a las palabras que hoy me habéis dejado, todas tan grandes,

    desde LUNA que seguro que serías una buena cuentista o "noveladora" porque ese es el formato ideal para vivir otras vidas, inventarlas,y liberarse de los miedos, seguro que tocarías la palabra formidablemente y la llenarías de colorido.



    Fero,
    si coges una cámara y grabas... todo es movimiento,tendrías que probar.Pero no dejes de escribir, esos textos que tan bien te refeljan.



    Bel,
    sí, entrarían muchas más preguntas,
    he visto ese blog y es muy interesante, gracias por el enlace.



    Begoña Leonardo,
    escribes para vivir. La escritura es vida,
    no necesitas permiso para llevarte lo que quieras de la ciudad.



    Cristina,
    aunque no se tenga respuesta..., hay muchos motivos para escribir, y para leer,
    sentirse como un condenado y liberarse en la escritura es una buena respuesta.
    Por supuesto que te lo puedes llevar.



    Ico,
    desde la arena..., qué simbiosis más perfecta, la sintaxis refleja parte de nuestro yo,
    y estoy totalmente de acuerdo casi todos los mundos o todas las vidas están en los libros...,
    por algo escribes esos cuentos que son siempre un fiel reflejo de otras vidas.



    Codorníu,
    qué sabios eran los chinos de entonces.
    Estoy de acuerdo porque sin ego no hay playa ni arena para sentarse a escribir, ni maquinita que tire de los vagones.
    No estaban mal los vagones de madera con aquel olor a tabaco impregnándolo todo.



    Antiqva,
    pues verás..., que escribí el texto y me faltaba el título, que siempre es lo último que escribo.
    Desde ese mundo gatuno, que ahora además queda tan divinamente en vídeo, debe de verse todo de otra manera.
    Qué consejos me das, si yo ya vivo más en las nubes que en otro sitio, en fin... algún día me pararé a jugar con los gatos.


    MGJuárez,
    pues, yo diría que he leído textos tuyos, textos buenos,
    y tienes ya la materia prima: la realidad más cruda y el sueño más irreal y las palabras,qué más necesitas, y además están las fotografías que también las he visto.
    Y también he encontrado tuyo..., he encontrado por la web una obra bastante extensa, sea de escritura propia o ajena, en fin obra suficiente para "endulzar" cualquier cruda realidad.


    Gracias a todos por estos comentarios,
    abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Supongo que escribimos por todo eso y más, quizás existió esa palabra, ese cuento fabuloso que nos enganchó y nos dejó colgados de la magia de las palabras. Yo aún recuerdo un cuento, el gigante egoista, y el filo de la navaja, y el teatro de Moliere, y las mil y una noches en edición de adultos. Mis primeras lecturas pilladas de unos y de otros hasta que empezaron a darme alpiste más apropiado para mi edad, jajaja. En uno de ellos, o en todos, me rondó la mosca.

    Escribimos para quitarnos el nudo de la barriga y aligerar la angustia vital.

    Qué buena reflexión, Alfaro.

    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Difícil se me hace responder, Alfaro, a toda esa batería de preguntas tan bien pensadas. Yendo a las posibles respuestas diría que necesito la literatura como necesito otras cosas vitales, entre ellas soñar, y soñar en otros mundos que sólo pueden estar en el mío; en el se generan los descubrimientos más desconocidos. Cuando escribo no tengo conscientemente la voluntad de abrir o desactivar minas ni mitigar mi pánico. En esto creo que la literatura es inocua para mí. Mis duermevelas carecen de aburrimiento pero jamás escribo lo que sueño. He creado historias puras de imagen, de pintura, sin embargo, cada imagen me pide, me exige, una palabra y en cada palabra solitaria ya vive el poema. He estado demasiado tiempo escribiendo denodadamente invisibles textos para la nada en la cueva, como para tener un ego. Ahora con Internet, agradezco como todos, que alguien pierda un poco de su tiempo para leerme, pero este suceso no sirve para redimirme. Soy demasiado cobarde (o haragán) para abandonar mi torre y bajar a la arena, aunque se me puede ver en los mercados recolectando la impureza. Quizás la literatura sirva para purificarme y mientras la respiro y la pisoteo, es cierto que ardo. Y cuando me quemo sólo reconozco mi miedo. Pero el miedo tampoco es la razón que me hace escribir. No puedo vivir del mismo modo que escribo puesto que entonces mis frases no podrían emerger del caos. Entiendo que no existen tipos de escritores. Escribimos empujados por fuerzas distintas y que a la vez, nadie acaba de conocer. Lo más sensato es pensar, que escribo por impulso.
    Saludos. Gracias por tus interesantes interrogantes.

    ResponderEliminar
  13. A ti no se te puede dejar un par de horas que nos inundas con magia y atrasar me me incomoda jajajaja

    Yo no soy escritor, yo soy un pintor que colorea con el alfabeto los reflejos de mi alma.

    No se si eso responde a tus preguntas pero ando rebelde y ya no releo mis impulsivas respuestas para no censurarme =)

    Mil besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Guao!

    si tan sólo fuese capaz de escribir lo que intuyo en mis ojos...

    un fuerte abrazo
    ...

    ResponderEliminar
  15. Yo escribo para expresar lo que no sé decir adecuadamente de otras maneras. Y...lo siento, pero en lo último que dice Luna no puedo estar de acuerdo, dado que soy Profesora Superior de Flauta Travesera. Cada idea tiene su propio modo de expresión y cada persona su manera de expresarse, unas nos resultan más adecuadas por nuestros talentos o habilidades y otras menos generalmente por lo mismo, pero si pensamos en las grandes mentes del Renacimiento, comprobaremos que muchas de ellas trabajaban diversas artes e incluso en los campos científicos. Esto no era más que fruto del conocimiento de diversos campos, la curiosidad y la necesidad de expresarse.
    Y en mi caso me gusta pensar que es la literatura lo que pretendo dejar ver, pues incluso he creado autorretratos y en ellos prima siempre el componente literario. De cualquier forma, mi blog está abierto a opiniones y creo que es quien lee y no quien escribe la persona más capacitada para juzgar este punto.

    ResponderEliminar
  16. Jo escric perquè així detinc el temps que ens porta, inexorablement, a la mort. I em venge!

    M'ha costat 47 anys reconéixer que necessite escriure per a viure.

    ResponderEliminar
  17. Isabel chiara,
    escribir para liberarse de la angustia, para convertir la angustia en otra cosa,
    y más..., también creo que en esto todo vale.
    Un abrazo.



    Daniel Damián,
    soñar otros mundos que están en el mundo propio..., escribir para descubrirlos..., es una buena razón, también lo es desvelarnos los escritos de la oscuridad,
    sin embargo, no creo en las palabras purificación y sí en las palabras que hacen arder y nos convierten en llamas, pero no visto como un fuego purificador.
    Escribir para ordenar nuestro propio caos...
    Sí, existen mil razones para escribir.
    Un abrazo.



    mas de ti que de lirio,
    ah, no, no te censures. Un día habría que escribir de la autocensura cuando escribimos.
    Un abrazo.


    Xen,
    si fuésemos capaces de escribir todo lo que recoge la mirada...
    Yo sé que tú cuando escribes fuego eres fuego.
    Un abrazo muy grande.


    Carminera,
    sí, unos saben tocar la flauta, otros, el violín; algunos además de tocar la guitarra escriben;
    La alegría o el dolor puedes expresarlo con color, con música clásica o con una canción de jazz,
    la técnica, el conocimiento que tengas del medio del que te sirvas, por supuesto que ayudará.
    Está claro que quien escribe ha elegido la palabra, y si no sabes música no puedes expresarte en ella como creador, no tienes elección, tú sí puedes elegir y has elegido la palabra.
    Un abrazo.



    vidapervida,
    quizá esta sea una razón válida para tod@s, quizá en el fondo e inconscientemente esté este huir de la muerte, un motivo muy freudiano, no?
    "Escribo porque así detengo el tiempo que inexorablemente nos lleva a la muerte"
    Escribo para no morir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a tod@s.

    Por la respuestas tan extensas que habéis dejado en esta ciudad.

    Podríais escribir una entrada con cada una de vuestras respuestas,
    las más breves son poesía
    ahora mismo solo tengo a la vista este Yo escribo porque así detengo el tiempo... de vidapervida.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Vaya, Alfaro, estoy unos días sin aparecer y ahora vengo y todavía me estoy zarandeando por el viento que tienen todas esas preguntas. Me siento, si te soy sincera, incapaz de responder. Me lo he preguntado millones de veces, para qué la literatura, por qué escribir... y siempre me quedo sin palabras, qué curioso, justo cuando las palabras deberían servirme para que se explicaran ellas mismas, no sé si me explico yo, palabras para decir por qué uso las palabras, a eso me refiero, pero siempre me quedo sin ellas, siempre, cuando intento darles alguna explicación.

    Y ahora he recordado unos versos de Alejandra Pizarnik que dicen:

    "no
    las palabras
    no hacen el amor
    hacen la ausencia
    si digo agua ¿beberé?
    si digo pan ¿comeré?"

    A veces creo que sí, otras creo que no. ¡Es tan complicado! ¡Pero tan fascinante!

    Un dulce beso, Alfaro.

    ResponderEliminar
  20. Amiga, son preguntas que me cuestiono todos los días. Está claro que eres certera y sagaz.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  21. Todo eso y más. Yo no me atrevo a juzgar (sí a preguntar, claro. A preguntarme) somos más que palabras.

    Un beso (por variar y por joder el protocolo de la gripe aaaaaaaaa)
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  22. (*,
    Pepe,
    Zen,

    gracias a los tres por vuestras palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar