12.8.09

Dormir es aprender a morir

La mujer guaraní me ha dicho un refrán que yo no conocía, dormir es aprender a morir.
No quiero dormir, no quiero aprender nada más.
Abres la mano y todos los globos de colores se mueren.

¿Quién camina tan insistentemente sobre los espinos de la alambrada?

8 comentarios:

  1. Así debería ser la muerte. Acostarse y no despertar. Yo creo que le tendríamos menos miedo que a esta forma actual; aunque haya grados.

    Respuesta a tu pregunta: Pinito del Oro (No sé si le llegaste a conocer)

    Me gusta el hilo de la mujer guaraní.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Será por eso que duermo tan poco.

    Pocas horas dormida y muchos sueños.

    Tuve un amigo que me decía (cuando le contaba mis sueños) tú vives el doble...

    (Anoche soñé con él. Antes de anoche, también).

    Yo tampoco quiero, Sea Urchin.

    La vida hacia adelante del niño, es mi vida hacia atrás.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  3. Y morir tal vez sea aprender a despertarse en los otros, porque los dormidos siempre anidan, creo, en lo ojos llenos de sueños abiertos.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  4. Sin conocer el refrán , lo he pensado algunas veces.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tus palabras, tu pregunta, la reflexión que nos dejas... me recordó a los temas clásicos que utilizan los koans con sus discípulos. Esa breve historia -llamada mondo-, mueve a la reflexión y al despertar.

    Yo sueño mucho -despierta,dormida-;espero aprender a morir, acaso eso sea simplemente el camino de esta vida, un aprendizaje.

    Muchos besines,
    Montse.

    ResponderEliminar
  6. qué bueno, mucho más... "Dormir es aprender a vivir", genial.

    Un abrazo con achuchón especial.

    ResponderEliminar
  7. Codorníu,
    Pinito del Oro... mi abuelo nos llevó de noiños a verla una vez..., siempre me han puesto nerviosa los trapecista por si se caían, ¿será posible que la haya visto sentada sobre una silla sobre aquella cuerda tan alta?
    Un beso.



    Lena,
    pues si duermes poco no aprenderás a morir...,
    yo, tampoco.
    Qué frase más cierta y más preciosa:
    su vida hacia adelante, es mi vida hacia atrás.
    Besos.



    (*,
    ...ojos abiertos llenos de sueños..., seguro que esta frase puede definir parte del carácter de uno de tus personajes.
    Besos.



    Luna,
    yo nunca lo había oído, y me ha gustado.
    Besos.




    M.J.Juarez,
    este es el único camino que hay, la mujer guaraní oye a menudo esta frase a un señor de casi 90 años, asturiano, pero yo no la conocía y ahora que él está muy enfermo se niega a dormir.
    Besos.


    Begoña,
    dormir para soñar, para vivir otro mundo, y para descansar sobre todo,
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Dormir es aprender a morir...

    ¡Que inmensa verdad!

    Despojarse de todo, y simplemente dormir...

    ResponderEliminar