19.7.09

Sonaba Silently

Sobran nombres, demasiadas letras.

Días de última hora en el ultimo minuto.

El viento no pasa aún alejando nubes. Pasará.
Y si no pasa.
Pasará.

Demasiados objetos para nombrar.
Demasiado para tirar a un contenedor ya lleno.

La mirada, recogedor para las últimas palabras, las de la luz, apaga la lámpara y duerme.
La oscuridad ilumina sueños y en el sueño la mirada se vuelve torva.
Las palabras escasas se convierten en una cadena interminable de letras.
Ninguna palabra se detiene.
No se detiene la palabra vagón de mercancías ni la palabra asiento de viajero feliz.

Blonde suena, Silently con voz de Kozu, nunca cruzamos los siete mares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario