4.7.09

Dolor

Dentro de la D y de la o
muy ovillado y socavando

evitando el alto ahí
stop stop
ay de la l

y arrebujado
bajo la curva semipuente de la r
esperando

cambiará la dirección
intensidad
del viento
en otra o.

8 comentarios:

  1. ¡que imaginación! Me ha encantado.
    besazo

    ResponderEliminar
  2. Pepe Pereza,
    hace tiempo que tengo esto guardado, a punto de suprimir varias veces, y hoy que ciertos dolores invisibles y saltarines andan por aquí...le he dado paso.
    Me he fijado en las letras de la palabra con huecos redondos y cerrados, excepto la L, y ahí agazapado está el significado.

    Es una palabra que la pronuncias cuando la vives y hasta la paladeas.Ahora ya sé por qué.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pero cómo después de tantos días sufriéndolo no había identificado esas piruetas que padece el viento entre los obstáculos del DOLOR... gracias, Alfaro, por contarlo exactamente como es...
    Maravilloso!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gloria,
    es verano, y es sol, sol, sol, prohibido paladear esta palabra.
    Paladea otras más azules...
    gracias por tu comentario,
    besos.

    ResponderEliminar
  5. se encierra en la boca entre la lengua y la mandíbula bien apretada, mientras los ojos se constriñen en una línea casi inexistente. Luego, tras días y días y otoños y veranos y larguísimos inviernos el gesto hace arrugas y convive con esas letras, incluso cuando hace sol.

    ResponderEliminar
  6. Es incapaz de estarse quiero, el dolor.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  7. Ay, quería decir quieto. :)

    ResponderEliminar
  8. Olvido,
    casi siempre hacia dentro, por eso no le importa el sol.
    Un abrazo.



    (*,
    ... y sin embargo, nos aquieta.
    Un beso.

    ResponderEliminar