7.6.09

Trolls-troles

Primera voz:
Sé que al final no se enteró de nada. El nerviosismo hace surgir mi propia lengua, y mezclo las palabras de mi idioma con las del suyo. Pero no ha dicho absolutamente nada. Un día empezó a descubrirme, en sus ojos leí la sospecha pero se limitó a mirar, a decir no, no y no. Nunca entendí por qué decía tanto no.

Segunda voz:
Siempre se lo digo, espera el fallo, el tropiezo del otro, el nerviosismo o el miedo que le harán romper el discurso, la sintaxis, la palabra. Me gusta clasificar, ordenar, ponerle adjetivos a todo. Sólo espero que los objetos lleguen a mi vista, que las máscaras se nombren solas.

Tercera voz:
Los he descubierto, son como trolls del bosque, no es ninguna novedad. Tendré que descubrir qué corazón sangra, quién sueña. Separar lo real del sueño, el corazón separarlo de la gota de sangre, la gota de sangre separarla de la burbuja de aire.

12 comentarios:

  1. Los trolls acechan a los corazones sangrantes esperando a que les caiga algo de carroña, hay quiénes ni siquiera intentan cazar, no siempre te dan las cosas hechas.

    ResponderEliminar
  2. Descubrir lo real del sueño y tomárselo como un juego... Mejor que desangrarse, sufrir, penar o morir...

    ResponderEliminar
  3. Mejor mandar a los troll donde les corresponde, porque aunque dicen que vienen de tierra media, mienten como bellacos y los llevamos escondidos dentro generación tras generación.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nunca he sido capaz de distinguir un troll de esos de un helfo o de un enano bailarin... Soy muy torpe para esas sutilezas...

    Ademas eso de troll me suena como a boligrafo de cierto lujo...

    Menuda ruina que soy en estas cosas.

    ¡Sera posible que nunca llegare a temer a esos troll tan ignotos para uno?

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  5. Capitana,
    los trolls engañan.
    Un abrazo.



    Malvada bruja del Norte,
    sí,, mas que descubrir, distinguir, separar y luego ya puedes jugar.
    Un abrazo.



    isabel,
    sí mienten, me alegro de leerte por aquí,
    un abrazo.



    Antiqva,
    yo tampoco los distingo, todos estos héroes del submundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es difícil separar, diferenciar para reciclar. Todos los seres albergamos tantas realidades/atrocidades...

    Amorosos tropiezos, hasta mañana.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta esa similitud que haces de las relaciones humanas con el mundo de los trolls. De hecho, en todas las ciudades de nuestra realidad existen estos personajes, no solo en un bosque de fantasía como a veces se comporta Internet. De hecho, se repiten las mismas filias y fobias que en la realidad.

    Un arma eficaz y que no soportan, es la naturalidad. Se diluyen, desaparecen en busca de otra víctima.

    Por cierto, mi corrector no reconoce trolls, me dice trolas... así que ni caso a estos bichejos de las nuevas tecnologías.

    Abrazos,
    Montse.

    ResponderEliminar
  8. MGJuárez,
    sí, de eso se trata de los trolls y de los troles, los niños y los adolescentes juegan con los troles, y ya algo mayores se convierten en trolls,
    y hay que ver cómo la palabra se parece a trola, a mentira.
    gracias,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. "Separar lo real del sueño, el corazón separarlo de la gota de sangre, la gota de sangre separarla de la burbuja de aire".

    Separar la nada del minutero, el pum pum separarlo del tic-tac, las lágrimas separarlas de la piel de las mejillas.

    Me ha encantado todo, pero muchísimo la tercera voz.

    Un beso de lunes.

    ResponderEliminar
  10. También es mi preferida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Primera voz:
    Empecé a decir no, no y no porque era lo que yo sentía al mirarla a los ojos y no encontrar nada. Eran sus ojos los que me decían que no y que no. Ella preguntaba con sus ojos de la negación.

    Segunda voz:
    Las máscaras están llenas de vacío, vienen a mí desnudas de adjetivos y busco en el discurso, tropenzando, el fallo, para poder darles uno. Pero vienen, las máscaras, vacías de vacío.

    Tercera voz:
    No corazón que, al soñar, no sangre. Sin embargo, esos trolls del bosque de las máscaras, no sangran de sus corazones de aire.

    ResponderEliminar
  12. fusa,
    muchísmas voces por estas tres voces alternativas que me dejas aquí.

    ResponderEliminar