16.6.09

Tres voces sobre una misma ola

Ella
Quizá un día me ponga a hablar como si fuera la retina de tus ojos.
Hablo de los cristales, de alguna parte de ti, de las exageraciones y del fuego.

Él
Si pisas cristales rotos, te cortas, y qué pasará entonces con los relojes, con el gran reloj. Exageradamente reloj reflejado en los cristales rotos de mis retinas.

Yo
El siempre pasa es yo, pero a veces pasa ella y desaparece fuera de su retina, de la retina de yo.

8 comentarios:

  1. Si le pones pronombres al tiempo de sus retinas, si haces añicos lo que fue un yo con las cadenas del tiempo, deja que añore el plural de sus miradas. Imagina sus pronombres, como tres olas en un cielo estrellado.

    Un abrazo!
    Chuff!!

    ResponderEliminar
  2. qué comentario,
    las olas envuelven y las miradas tambien.
    Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Entre las conversaciones mas intensas que he oído o he tenido alguna vez están las de las retinas.
    No lo digo en vano, es verdad. Algo hay en los ojos que supera todo lenguaje.

    gracias :-)

    ResponderEliminar
  4. Alfaro, con estos pronombres me dejas siempre tantos adjetivos, tanta inspiración, gracias...

    Achuchón.

    ResponderEliminar
  5. Ya vio que muchos dicen que una mirada vale más que mil palabras, o era una imagen, creo que también es válido para una mirada.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  6. Fero,
    pues, sí, Fero, es cierto eso de las miradas.
    Gracias, por supuesto, a ti.
    Un beso.



    Begoña,
    pues, no sabes cuantísimo me alegro de que la ciduad inspire.
    Un beso.



    Johan Bush walls,
    pues digamos que una imagen de la mirada.
    Salú.

    ResponderEliminar
  7. Con los ojos miramos y nos miran, son como el punto por donde la tierra entra en nosotros y nosotros nos podemos situar en ella. Así todo el tiempo, incluso pisando cristales rotos.

    ResponderEliminar
  8. Tod@s somos únicos, y miramos diferente, a veces se cruzan nuestras miradas, a veces son totalmente paralelas sin esperanza, por más que lo intentes a encontrarse en ningún punto...

    ResponderEliminar