5.6.09

Siempre hay un genio oculto.

Sobre la superficie fue jueves todo el día.
Ella está frente a mí. La descubro cubriéndose la cara. No la conozco. Una ella muy joven, pasa a mi lado, se tapa la cara hacia atrás, es que me ahogo y sigue su camino. Mi ella de hoy camina deprisa con la cara tapada con un pañuelo rojo, es una mujer ciega y todos se apartan a su paso. Es una mujer ciega que ve. Aún resuenan las balas de fogueo de ayer.
Él está dentro de mí, lo oigo, sus palabras son bipolares. Como él va siempre en dos direcciones, si se encuentra con ella, ella tropezará con él.
Los veo.
Mañana será viernes, y se me atraviesa la erre por su lado más lateral, justo en ese lado donde he visto que la ella ciega y el él bipolar chocarán.
(para Daniel Damián)

18 comentarios:

  1. Chocar, encontrarse, confundirse, fundirse, mezclarse... Sin temor al contagio. Me encanta la imagen de la ceguera, tan vidente/evidente.

    Achuchón, sin miedo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo escalofrios.

    Estas letras tuyas, Sea Urchin, que siempre son terremotos...

    Me gustan tanto...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Begoña,
    ayer me encontré a esa chica frente a mí en un semáforo en rojo, la frase es textual, la dijo al pasar a mi lado y caminaba con la cara tapada por un pañuelo granate, vi cómo se lo colocaba y para que no se le cayera iba con la cabeza como si mirara el cielo.
    Un abrazo.



    Lena,
    pero terremotos quietos, Lena, de los que no espantan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Una historia de una ciega y un bipolar, Alfaro... no sé cómo lo haces para apuntar y... zas.

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, hay muchos genios ocultos en lámparas maravillosas...

    ResponderEliminar
  6. Es cierto, alguien diria que "como que se siente mover la tierra..."

    Tus palabras siempre atraviesan.

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  7. Una vez nos preguntamos cómo se imaginan los ciegos el mundo que no ven. Hoy me he dado cuenta que son capaces de ver otras cosas, las que los videntes no podemos ver.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  8. Feliz encuentro entre genios.

    Me gustaría definir tu forma de escribir como freestyle literary.

    suena bien :)

    Podemos hacer un duo.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hay alguien q no vaya en dos direcciones?

    ResponderEliminar
  10. Fusa,
    no tienes más que recogerlo y empezar a narrar, yo lo dejo aquí para quien quiera cogerlo, así que es tuyo...,
    un abrazo.



    Antonio alfonso Alonso,
    toda la infancia queriendo encontrar una lámpara maravillosa, luego te enteras de que esas cosas no existen y ahora llegas tú y me dejas escrito que hay genios y lámparas..., debe de ser en tu tierra y seguro que hoy las ves y el genio hasta te concede el deseo que le pidas porque es tu cumple... felicidades , otra vez.
    un abrazo.



    Antiqva,
    gracias, por este comentario y por el otro.
    Un abrazo.



    (*,
    pues seguro que los ciegos ven algo más que nosotros no vemos.
    Un abrazo.



    Fero,
    ¿Y de qué hacemos el dúo? espero que no sea de asonancias musicales.
    gracias, por ese nombre que has puesto, suena muy requetebién:
    fristailiterary
    oh, la lengua del imperio,
    bueno me gusta.
    Un abrazo.



    Sara,
    pues, no sé, creo que solo voy en una, a veces en ninguna, me dejo llevar por la vida y a veces me lleva por varias...
    Está claro que si vas al norte, ya no puedes ir al sur,al mismo tiempo, claro, no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hoy ya fue viernes, su erre más lateral rodó hacia aquí y los vi...chocaron y se fundieron, él de rojo, ella bipolar.

    Mil besos!

    ResponderEliminar
  12. Hola, Alfaro.
    Sólo quería decir que estoy de acuerdo con Antonio Alfonso: efectivamente "siempre hay un genio oculto". Puede que esté dentro de una lámpara maravillosa o en otro sitio, y puede asimismo ser un genio bueno o uno malo, o simplemente uno travieso. Pero ten por seguro que siempre hay un genio por ahí haciendo de las suyas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Rayuela,
    qué perfecto el intercambio.
    Un abrazo.



    Antonio,
    creo que ya no me gustan los genios, porque si aparece el malo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Casi he tenido que cerrar los ojos, Alfaro, temiendo el choque y ojalá sea como cuenta Rayuela, a veces los intercambios son buenos y necesarios, sólo a veces.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. gloria,
    son cosas que pasan fuera de mí, y dentro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Que bueno: “Sobre la superficie fue jueves todo el día”. Cuándo se me ocurrira a mí algo así?

    ResponderEliminar
  17. Daniel Damián,
    cuándo? cuando las cosas no afectan demasiado (porque entonces ya no serían en la superficie) y te preguntes ¿dónde( de mí) queda esto que veo?
    Tú escribes bien, no debes lamentarte, a mí me gusta lo que se te ocurre, quede donde...

    ResponderEliminar
  18. Viernes...El día de Venus, tal vez el mejor día para un encuentro, pero algo en tus palabras me dice que será infeliz y fugaz.

    ResponderEliminar