17.6.09

Los ángeles te sueñan si abres los ojos

Si te mueres, niña, no te quedará ni la desesperanza
más desesperanzada
y no veremos iluminarse las noches de fiesta
y las burbujas no burbujearán en las copas
que tus labios tocarán antes de llegar
a otras bocas

una gran historia de amor
siempre acaba mal
algunos dicen te quiero como si fueran actores
de un film de Hollywood
y para creerlo cierras los ojos
y aprietas los párpados fuerte muy fuerte
hasta sentir nubes dulces de colores
flotando en la oscuridad
y cápsulas amargas de eucalipto
y esporas sobre tu sexo.

Uno, dos,
no saltes

hay un caníbal esperando
que se alimenta de palabras
y de ojos tristes.

(para una niña que no quiere vivir)

23 comentarios:

  1. Bueno, Alfaro, muy bien escrito, claro, pero creo que no siempre es así.
    Detrás de un beso, de una declaración de amor, no siempre hay "un caníbal esperando".
    En ocasiones, quien está detrás de esa declaración puede ser un ser humano de verdad, con sentimientos, enamorado, y con deseos de que esos ojos tristes se vuelvan alegres.

    Un abrazo y buenas noches, poeta "pesimista", jeje.

    ResponderEliminar
  2. Antonio,
    lo he escrito mal. El caníbal no está esperando en el amor, aunque también puede estar. Además, si te paras a pensarlo friamente el amor tiene mucho, o algo de "canibalismo".

    Pero, más bien tendría que haberlo enlazado con los primeros versos, a si te mueres, niña,y me refiero a una niña de verdad, real, que quiere morirse.

    Gracias por el comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo no sé si sabría articular palabra en esta situación, se me olvidaría escribir. Y por eso me emocionan tanto estos poemas que sé que nacen de la vida que está ahí fuera, de verdad, una vida que no quiere vivir y no una imaginada. Trago saliva muchas veces.

    Un abrazo enorme, Alfaro.

    ResponderEliminar
  4. (*,
    acabo de oír una encuesta en la SER, los niños, son felices, razones: porque tienen una mascota, porque practican un deporte..., no les preocupa el resultado escolar...
    ¿En qué momento de la vida se romperá en ellos esta felicidad? quizá algo vacua o quizá no, pero felicidad. Sin duda, hya niños que no lo son, niños maltratados, niños enfermos...
    Pero nuestros niños, en general, son felices.
    Es bueno levantarse con noticias así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro un montonazo de q esa niña esté mejor.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  6. "una gran historia de amor
    siempre acaba mal"

    qué gran verdad. Todo aquello que no opta por la sencillez y por la humildad pierde su brillo enseguida. Y más en el amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Sara,
    gracias, muchas gracias.
    un beso.


    Javier,
    sucede que las grandes historias no son eternas, o el tiempo se rompe antes, o a destiempo..., o vemos sueños en vez de realidades...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Niña,
    mata la muerte la esperanza?
    mata la luz, la fiesta?
    mata burbujas, mete su dedo en la copa?

    No sé porque siempre termino preguntado cosas...

    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Primero de todo.... que bonita imagen la del titulo del blog! y segundo.... sublime el titulo del post...
    ya he vuelto y me kdo para ponerme al dia.

    salu2

    ResponderEliminar
  10. ¿Dejaremos de querer morirnos cuando nos demos cuenta de que, cada minuto que pasa, estamos muriendo?

    ¿Por qué el apuro?

    Tal vez porque a veces es insoportable el paso del tiempo, frente a lo inevitable, a lo adverso, a la oscuridad en que se sume el alma.

    La muerte, de todas maneras, vendrá a nuestro encuentro.

    Hay historias de amor que pueden durar poco, pero hacen que todos los días vividos valgan la pena...

    No creo que todas acaben mal. Tal vez no acaban COMO nosotros quisiéramos. O acaban antes de lo que nos gustaría...

    Otras, claro, acaban mal. Y es cierto que a veces creamos ficciones para no aceptar la verdad. Es un hábito del ser humano...

    Pero hay que saltar... No como la niña, no... Sino abriendo las alas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Fero,
    no sé qué pensará esa niña.
    pero si ella desaparece se le acaba todo, aunque todo siga pero para ella ya no.
    A su edad tiene que vivir la luz, la fiesta, la esperanza, las burbujas y meter el dedo, la boca entera en esa copa que es símbolo de muchas cosas.
    Saludos.



    Anti-yo,
    la imagen se la debemos a Fero, a mí me encanta por eso está ahí y me alegra mucho que te guste.
    Menos mal que vuelves, en una de esas travesuras mías que ando por el blogger me han desaparecido, yo las desaparecí ni sé cómo, direcciones, así que me alegra que vengas porque te recuperaré con tus pensamientos a medio camino del tao y otro medio del reveerso del caos.
    Saludos.



    Isis,
    cada persona es un mundo, un universo, pero me encanta eso de las alas, esta niña no tiene alas...o no sabe abrirlas, pero todos conocemos los momentos de desesperación más desesperada en algún momento de nuestra vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bah, bah, bah... amiga, no te preocupes...

    A ese canibal le podemos tres o cuatro textos de Platon y se amansa de inmediato... No te preocupes.

    Ay, el otro dia cuando ponia aquello de Platon pensaba: Señor, la gente pensara que estoy loco...

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  13. Antiqva,
    y vaya que si los amansamos,
    no, loco, no, solo estás en pensamiento profundo, o sea pensando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. …. los niños siempre son felices, Alfaro, estén dónde y cómo estén… quizás esa niña ya no sea tan niña y habrá madurado precozmente…. eso de morirse suele ser de mayores y a menudo al caníbal acaba por olvidarse; es cuestión de dar tiempo al azul paladín, que tarde o temprano llegará.

    No sé si soy hilandero de palabras pero este poema llega a quien lo lee. No está hecho ni con vestidos, ni con huesos. Está hecho con un alma intranquila. Yo también creo que la poesía no es una devoción, sino un estado.

    ResponderEliminar
  15. Daniel Damián,
    a los 15 ó 16 años ya no son tan niños pero aún lo son.
    Ese poema de Ana Blandiana, me lo regaló Luna, y me siento tan identificada con él que lo dejé en esa pared,
    no sé qué es la poesia o la literatura, palabras con algo más y luego le ponemos un adjetivo y a veces hsta se le da color,
    y me quedo con el caparazón de la tortuga, porque protege.

    ResponderEliminar
  16. La niña no es feliz, quizás porque creció, aunque no tanto como para darse cuenta de que la eternidad sólo existe tras la puerta que ella quiere cruzar, no en la vida, que te casca una y otra vez y vuelves a empezar en otra.

    Tu poema, querida Alfaro, le abriría los ojos si lo leyera, si pudiera sentir cuánto de verdad hay en esa copa y en esas burbujas, y cuánto de felicidad y desesperanza y de vida.

    El caníval hambriento ya tiene tanto que comer a diario que no deberíamos darle raciones extras.

    Un besote, me alegra tanto pasear por esta ciudad... en la mía, aparte de calor, hay una especie de conjura maligna de los electroduendes que lo apagan todo, otro canívales.

    ResponderEliminar
  17. Es un hermoso poema, Alfaro. Cargado de miedo, de tristeza. Pero hermoso de todas formas.
    Me gusta sobre todo una cosa, la más simple, la más niña: uno, dos, no saltes.
    Como un juego, como un río de piedras, no saltes, sigue en la siguiente piedra, aunque se hunda, salta, pero no te dejes caer.
    El título es una preciosidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Alfaro si tuviera que quedarme sólo con un trocito de este poema, sería el de las burbujas que deben burbujear de las copas a la boca y de ahí a otras bocas... se me ha grabado esa imagen y no quiero borrarla, y quiero ser una niña a la que le dicen todo esto para abrir los ojos en lugar de cerrarlos cuando le den un beso, y que los ángeles sueñen, y querer vivir... todo eso que tan bien cuentas, Alfaro, así que no, no me quedo con un trocito, es todo maravilloso.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Isabel,
    qué cierto esto de no darle razones extras al caníbal...
    Un abrazo.


    Fusa,
    el título al principio era un verso,
    si tú no duermes o no sueñas soñarán los ángeles por ti, serás un hermosos sueño, en esa edad aun se cree en los ángeles.
    Y el no saltes, es eso, no te vayas,
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Gloria,
    conozco los desgarros de los adolescentes bastante de cerca, sus dudas existenciales, sus pasotismos, sus niñerías, sus complicidades, sus sueños,sus traiciones, sus bromas, sus crueldades, sus ganas de vivir y a veces de morir y sus miedos, y sus chulerías y su prepotencia,sus timideces, sus enamoramientos, pero lo que más me tocó y aún lloro si lo recuerdo fue un chico que se ahorcó justo antes de sus éxamenes era un buen estudiante, su novia se quedó deshecha, sus padres, peor y su hermano ...
    siempre se rompe alguno en fechas clave, algunos avisan, como esta chica, otros,no.

    Si mueres por amor, matas el amor, y quién tocará esa copa o besará tus labios, perderás el brillo de los ojos que te amarán si vives,

    y distinguir esos "cantos falsos de sireno" tipo película de comedia americana.

    Gracias, me alegra mucho tu regreso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Sólo dura lo que nunca llega a ser del todo...y dificilmente;-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Le darás a leer todo lo que has escrito para ella? Tal vez no sepa que a su alrededor existen personas que la quieren que se preocupan por ella y que la vida es bella de vivir aunque haya momentos amargos, y que para ayudar en esos momentos está como bien decías una canción, un cuadro, un verso...

    ResponderEliminar
  23. Olvido,
    ... lo que no llega a ser del todo.., lo incompleto, la no perfección?
    es difícil observar el espacio temporal inmersos en él.
    Un abrazo.


    Malvada bruja del Norte,
    claro que sabe que la quieren pero en ese momento no pensaba en eso, supongo,
    un beso.

    ResponderEliminar