29.6.09

Espacios

Ella
Por algunas ventanas entra el sol y hay mucho espacio y mucha luz y bastante calma. Me quedaré para siempre aquí dentro. Lo llenaré todo de mí.


Él
En estos espacios, queridos lectores de esta ciudad, no sé qué me dice él.
Os dejo espacio en blanco para que mis éls lectores me lo indiquen y transcribiré.

Han indicado y transcribo:

"Las casas llegan a poseernos, llegan a enloquecernos, de una manera tremendamente sutil. Sabe que quedará atrapado irremediablemente, sobre todo porque ella ha decidido quedarse."
(antiqva)

"Algunos soles son como ventanas. Ella resulta ser un sol tan tremendamente brillante que cuando me asomo a ella, me siento totalmente imbuido de su luz." (fero)



Yo
La casa se adueña de ti cuando crees que eres tú quien se adueña de ella. Es un engaño colocar un libro aquí, un cuadro allí, hasta la disposición de esa silla, todo es una atadura invisible.El día menos pensado abrirás las ventanas con el único propósito de lanzarlo todo al aire.
Aún recuerdo todos los espacios vacíos y las paredes esperando.


Nota: la entrada ya está completa, ahora sí, Antiqva y Fero han dejado en sus comentario lo que dice Él. Muchas gracias.

11 comentarios:

  1. Cómo me gusta, sobre todo por lo diferente que parece todo en esta ciudad, lo de las "ataduras invisibles"... Cuántas tenemos????
    Buenísimo Alfaro.

    Besitos de fresa.

    ResponderEliminar
  2. Él:
    A veces la luz me parece oscuridad y me ciega las ganas de querer equiparar el peso de este saco con el que tengo escondido en algún mueble. Este espacio de luz que no ilumina y la casa por despertar. Voy a ponerle orden, aunque tú no quieras.



    Por ejemplo.
    (Se me acaba de ir la cabeza, Alfaro).

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  3. Esperemos, pues...
    Admirada. Pasan los días y vuelvo y encuentro tantos nuevos poemas...y últimamente mucha, mucha luz. Admirada, de veras.
    (Yo conozco a un él que lo hizo, un día abrió la ventana y empezó a deshacerse de su pasado, así, literalmente. Como la casa era de dos plantas dijo que le resultaba más fácil hacerlo de ese modo, que seleccionar las cosas y bajarlas los dos pisos. Pero yo creo que había mucho de lo que tan bien nos has contado).
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. En el fondo no somos dueños de nada. Es una ilusión eso de la propiedad. Fíjate que, al final, tenemos que dejarlo todo en la orilla, en el delta.

    Tal vez, si pudiéramos desprendernos antes...

    Un beso.
    P. Codorníu

    ResponderEliminar
  5. Begoña leonardo,
    las tenemos visibles y que no se ven...todas atan por igual.
    Besos para las dos.



    (*,
    voy a ponerle orden aunque tú no quieras...
    Está claro que la senda plateada de los caracolesse ha desviado hacia esta ciudad.
    Besos.



    Bel,
    alegría de verte o leerte por aquí, gracias por dejar el comentario.
    Cuánto me gustaría hacer esa locura...debajo de la ventana un prado con un fuego, y desde dentro ir tirando y que fuese cayendo a la hoguera...
    Besos.




    Codorníu,
    ¿Nunca te has dado cuenta como algunos ancianos comienzan a vaciar armarios, a dar las cosas o a tirarlas y al poco se mueren?
    Debemos de tener un sexto sentido que nos indica que es la hora.
    Es cierto que no somos dueños de nada y no sé por qué nos aferramos tanto a todo un pesado lastre de objetos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es indudable, querida amiga, que las casas llegan a poseernos, yo diria que llegan a enloquecernos, de manera tremendamente sutil...

    No me extraña que a el no se le ocurra decir nada. Sabe que quedara atrapado irremediablemente, sobre todo ella ha decidido quedarse.

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  7. Él:
    Algunos soles son como ventanas. Ella resulta ser un sol tan espléndidamente brillante que cuando me asomo a ella, me siento totalmente imbuido de su luz.

    ResponderEliminar
  8. Igual las casas nos esperan también con impaciencia cuando nos mudamos. Con ganas de deshacerse de la carga psicológica que guardan de los anteriores dueños.
    Ansiosas de que las maquillen con pintura de colores y que las amueblen con alegrías inesperadas.

    Un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  9. que felicidad.

    :)

    Gracias alfa.

    ResponderEliminar
  10. Amiga, gracias por acordarte de Antiqva y de su amigo Jano...

    Ja,ja,ja

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Fero,
    me alegro mucho de saberte feliz.
    Gracias a ti.
    Un abrazo.



    Antiqva,
    Jano parece un gato amaestrado y compinchado con la cámara...
    es un gato actor.
    Gracias a ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar