19.5.09

Piedras y abejas

Cuando escribo sobre piedras
es mejor

no tengo que preocuparme
de si las voces vienen
o no
si alguien ha recogido o no la miel

pero algún día tendré que parar
este zumbido de abejas

y hablar sobre ello

sobre
cómo es morir en los otros
cuando los otros se mueren.

23 comentarios:

  1. Yo creo saber cómo es morir en los otros cuando los otros se mueren. También creo saber cómo es vivir en los otros cuando los otros se mueren. O cómo se muere en los otros cuando viven los otros.

    Pero no sé hablar de ello.

    ResponderEliminar
  2. Como tú, prefiero que zumben las abejas en mis oídos y me llenen la boca de miel para decir todo aquello que mi lengua no ha aprendido a pronunciar. Mejor escribir sobre las piedras, especialmente para decir cómo es morir en los otros, especialmente cuando es para explicar cómo se retuerce nuestra columna vertebral con la muerte de otros, mejor, mucho mejor que sea sobre piedras, tienen memoria, nos comprenden, y son discretas.
    Un abrazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  3. No queda nada

    Vivir, trabajar y comer
    volar de un rincón rico
    a otro rincón rico

    para terminar en la comida
    de alguien

    que también trabaja, come y vive
    y pone el cuchillo sobre la mesa
    hasta morir

    Alfaro, primeramente había escrito rapidísimo un poema completamente diferente pero tecleé ctril c sin primero haber tecleado ctril a y no quedó nada.

    Comencé de nuevo después de una flexión de rodillas y me salió esto, modesto.

    ResponderEliminar
  4. Curioso, hace poco leí en otro blog un post que, en un tono completamente distinto, mencionaba eso de "morir en los otros".
    Puedes verla pinchando aquí:Los MuertosMe gusta el doble sentido de "escribir sobre piedras".

    ResponderEliminar
  5. Hoy estamos un poco moribundos todos, si vas a visitarme lo entenderás...
    El poema me ha gustado mucho.

    Un besazo,

    No sé como voy a levantar el ánimo, me iré de compras, jajajaja, con qué???

    ResponderEliminar
  6. Las piedras y el aire saben mucho de estas cosas. Yo llevo un par de días que creo no saber nada, precisamente por morir en lo otros cuando los otros se mueren... creo, porque estoy tan confundida que no lo sé.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que bien describes lo que ahora todos sentimos, morir cuando otro muere. Descanse en paz.

    Un poeta hace eso, habla de lo que todos callan, calla lo que todos hablan.
    Gracias Alfaro,
    abrazo..

    ResponderEliminar
  8. Fusa,
    nos morimos de tantas formas en los otros y en tantos momentos...
    un abrazo.



    gloria,
    los corazones comprenden, los corazones piedra duelen, las piedras suelen ser silenciosas.
    Un abrazo.



    giovanni,
    cuánto tecleo, y volar...en vez del cuchillo pondré el vaso de agua, para no cortarme.
    Un abrazo.



    Domadora de elefantes,
    lo he visto, gracias, está muy bien.
    Un abrazo.




    (*,
    crees no saber pero siempre sabemos más de lo que creemos.
    Un abrazo.



    Cristina,
    ¿y que otra cosa es la muerte que un gran silencio, un gran dolor y un infinito de palabras golpeando?
    Gracias a ti,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Begoña,
    mejor con quién? para no deprimirte con lo que se gasta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto.. siempre pero siempre el que muero se lleva gran parte de nosotros!!!
    Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  11. A mí me pareció tremendo, morir en los otros, me hace recordar cuántas muertes he vivido. Paradójico.

    ResponderEliminar
  12. Mejor escribir sobre o acerca de las piedras que cargarlas.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  13. Lo llama el diccionario: Empatía.

    Si es por mí, tendrías que morir varias veces; pero te regalaría también mis resurrecciones.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. SOL,
    como mínimo se lleva el papel que representas para esa persona,
    un beso.


    Isabel,
    pues sí, si se muere un padre te mueres como hija, si un amigo se acaba tu imagen en él..., eso hablando de las muertes reales, que luego están las otras...
    un beso.


    Johan,
    inteligente consejo,
    un beso.


    Fero,
    yo nunca he resucitado de mis muertes, nunca he podido recuperar en mí lo perdido,
    y en las muertes "metafóricas", por distinguirlas de esa otra muerte,si resucitas como tú dices pero ya nunca vuelve a ser igual...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Que gran verdad es que todos morimos un poco cuando muere alguien con el que nos sentimos unidos. Y que gran verdad es que tambien vivimos en la vida de los demas...

    Nos dejastes unas reflexiones tan tremendas como certeras.

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  16. Antiqva,
    sí somos en los otros, somos como trocitos y sin embargo totales.
    un abrazo..

    ResponderEliminar
  17. Desde que tú te mueres, yo me muero yermo y tardo...

    ResponderEliminar
  18. Antonio Alfonso Alonso,
    ...desde que alguien a quien queremos se muere...,
    el resto es una visita.

    ResponderEliminar
  19. Sí, supongo que tendrás que hablar de ello, por mucho que se evada uno...tendríamos que tener más claro que 'estar' es sólo una visita.
    Un abrazo mañanero

    ResponderEliminar
  20. Olvido: una visita larga, o corta, depende de tu punto de vista y del correr del tiempo y algunas cositas más. Yo agregaría: estar y disfrutar y hablar y construir y gozar y tocar y escribir y morir (pucha, llegué demasiado pronto a ese verbo, entonces sigo:), y construir (otra vez), mentir (eso se hace también, a veces incluso con buenos propósitos), gobernar (ay, de donde surge esa palabra?), parar

    ResponderEliminar
  21. Olvido,
    sí, somos y, además, en algunas vidas estamos.
    Nunca se sabe si es mejor visita larga, tipo eternidad que se desea a veces aunque la eternida a estas alturas ya sabemos cuánto dura,
    o visita breve, tipo visita médico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. En la facultad,(estudié historia), había un profesor que nos hablaba de que las investigaciones mejor hacerlas sobre los muertos...los vivos daban demasiados problemas, así que no me extraña que te sientas más cómoda hablando de piedras :-)

    ResponderEliminar
  23. Malvada Bruja del Norte,
    claro, el que ya murió no va a decir que no es lo que el historiador dice, y el paso del tiempo ofrece una perspectiva más completa y menos dolorosa,
    un abrazo.

    ResponderEliminar