5.5.09

Arena y cal

La cal tiene un sueño
semuá

seré yo
atravesando el aire

y las jirafas detrás al acecho
toi, toi
tú, tú
las escribas jirafas
más sabias
sobre el verde

y el pantero sentado
al acecho
semuá
soy yo
setuá

seré tú


depredador
cállate ya

verde y arena
para vivir lejos
de las garras del depredador

sobre la hierba
brillan las tijeras

...

touché
totalmente
touché

no te atrevas
a touchearme
..
.


18 comentarios:

  1. "touché" Alfaro...

    (con el privilegio de poder ser la primera en decirlo, la primera en pedirte que sigas toucheándome siempre a golpe de poemas)

    corro hasta el verde para escapar del pantero contigo

    Besos, todos.

    ResponderEliminar
  2. Alfaro, tal vez no fuera tu intención pero me recuerda a un juego de comba o de dar palmadas, ya sabes tipo: Un, dos, tres, cuatro, el escondite del gato...

    Me encanta!

    ResponderEliminar
  3. gloria,
    y sin olvidarnos las tijeras, para cortar, aunque solo sea para cortar metafóricamente los hilitos del pantero...
    Gracias,
    un beso.


    bruja del norte,
    el poema es un pequeño experimento, me ha llevado mi buen tiempo...
    y sí puedes darle ese ritmo de juego y letrilla.
    gracias,
    un beso.

    ResponderEliminar
  4. H. y yo nos inventamos palabras. A veces decimos, debajo de la sábana: parachinascu, turibanogue, achirriflau. Y a veces decimos: te escarigunto tanto...
    Esta noche le diré: touchéame. A ver qué me hace.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Cachis, la mar: con lo depredadores que son los panteros... aunque sé que menos que las panteras
    Por si acaso, corramos sobre la hierba y no perdamos de vista las tijeras, no vaya a ser...

    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  6. Querida Alfaro,
    Yo no me atrevo a nada aunque me dieras permiso a todo...
    Estás rellenita de primavera, ufffffff y sin alergiassss. Casi que lo veo como una canción.
    ¡Qué interesante estas escribas¡ ¡Son tan hermosas machadas de tinta estas ilustrísimas y cultísimas jirafas.
    Un sonrisa apretadita de Inuits

    ResponderEliminar
  7. Touchée très touchée

    moi et toi!

    bises

    ResponderEliminar
  8. Bonito texto, evoca inocencia, ingenuidad quizá, pero en el buen sentido.

    Salú pue.

    ResponderEliminar
  9. Las escribas jirafas... Alfaro, ¡qué pasada! Sabias con sus cuellos largos sobre los que escriben sus sueños, y tocan, tocan el cielo y lo llenan de palabras. Mi jirafa Alfaro, touchea el cielo, la luna, lo que haga falta, porque es una auténtoca gozada verte y leerte y sentirte reflejada.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  10. fusa,
    seguro que te touchea,jajaja..
    un abrazo.



    Sombras en el corazón,
    sí, sí a correr.
    Un abrazo.


    Inuit,
    no te preocupes por el permiso, aquí como en tu casa, pero trae ese café que te has tomado hoy..., quiero probarlo.
    Un beso.



    mía,
    qué alegría leerte por aquí,
    c'es toi!
    Un abrazo.



    (*,
    muchas gracias por tus palabras,
    un beso.

    ResponderEliminar
  11. Johan Bush Walls,
    me gusta su nombre Mr. Walls,
    con mi inocencia (que es bastante) y mi ingenuidad (que es bastante menos)lo leo atentamente y me gusta, me gusta ese cómo lingüístico tan peculiar, tan suyo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Es sonoro. Que opinas si le ponemos un acompañamiento musical?

    debe sonar genial...

    Yo toco.
    Tu cantas.
    :)

    ResponderEliminar
  13. Fero,
    vale, pero canto muy mal, yo pongo la letra, tu la música y buscaremos cantante... Y si no aparece nadie pues canto...jaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. El pantero sentado y fuera de lugar es muy peligroso, quiere ser todos, jajaja

    Me imaginé a la jirafa bien arregladita y aplicada delante de sus letras, qué bueno el experimento con el fransuá, me encantó.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. isabel,
    no. las jirafa de pie bien estiradas, que no pierdan su peculariedad...
    y me llevó tiempo este "experimento"
    a dos voces las oi´das, las repetidas,
    al principio era león, por eso del rey de la selva pero ese nombre me llevó a leo del mar, y fui a leopardo, pero segúia leo del mar, así que me dije pues en su honor voy a poner pantero...
    esta es parte de la historia del poema.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues te salió bien el experimento, me ha encantado el juego. Yo le veo un ritmo rapero, tiene un deje canalla genial.

    ResponderEliminar
  17. Qué bueno este itinerario!!! Lo he disfrutado, Alfaro. Y mucho.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. isabel,
    sí un mucho de ironía y un tanto canallesco...jaja, ahora uqe lo releo después de leer tu comentario.
    Un abrazo.



    Lola,
    gracias,me alegro,
    un abrazo.

    ResponderEliminar