20.4.09

¿Realmente estamos en un estado de derecho?

Una se pierde mirando los árboles, acercándose a los tulipanes, y doliéndose por una caída o una voz más baja que otra. O me quedo ensimismada oyendo las noticias que cada vez veo menos porque el dolor me deprime. Y, oye, que ya tengo bastante conmigo y nada puedo hacer por los que llegaron ayer en la patera, y que están tan lejos, o por la señora a la que su excompañero acuchilló con un cuchillo jamonero. Y que son nuestros políticos los que tienen que hacer algo mas que pasear su body y lucirlo ante las cámaras, qué cosa, parece que nunca miran a donde creemos que deben mirar.
¿Y a Bolonia, quién mira? ¿Y a los jóvenes griegos de hace unos meses? Yo también quise ser griega.
¿Y estas descargas policiales que suceden aquí? Podéis verlas en la dirección que copio al final. Debe de ser algo congénito, siempre me recuerdo con este odio hacia las botas militares, y qué cerca las tengo, ¿quién ordena y deja que esto suceda?

http://e.static.blip.tv/cache/1891138/

J., gracias, te cojo una frase para el título.

14 comentarios:

  1. A veces parece que estemos en un estado de opresión de baja intensidad; estado-esponja que parece absorber las contradicciones más sangrantes y ofrecer la ración de azúcar que conviene. ¿Cómo inmunizarse? Es tanta la ceguera y tanto el sufrimiento...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y en ocasiones cuando aparto mi mirada de la señora que toca la ventanilla de mi auto por quinta ves en el día, me siento culpable, la indiferencia es ese estado donde o no te importa o no puedes hacer nada... Y si pudieras? Siempre se puede, es solo nuestra cobardía que gira nuestros rostros.

    En honor a la verdad cada quien, en las noches, se pelea la cobija.

    "Lloras por la sangre de las aves mas no por la de los peces.. Afortunados aquellos con voz."

    Un placer,

    ResponderEliminar
  3. Que si es hombre es bueno por naturaleza, que si no lo es, que más da, el caso es que uno a uno somos los adorables vecinos, hijos, amigos, pero en masa, en rebaño, somos asesinos... ¡Y no hacemos nada!!!
    Llamada a la reflexión, gracias Alfaro.
    Cariñitos.

    ResponderEliminar
  4. Yo huí de una bota militar que se eterniza.

    Y se multiplica...mismo musiú con con diferente cachimba...

    Ahogada te paso la mano por tu cabellera de pinchos...por si sirve de algo.

    (El Pez percibe la realidad y pregunta cosas de respuesta imposible...)

    Besos, Sea Urchin.

    ResponderEliminar
  5. Y lo peor es q, siempre y en todos los sitios, esto ha ocurrido, ocurre y ocurrirá. No se pude cambiar ni detener, y saberlo me deja triste y cabreada.

    ResponderEliminar
  6. Stalker,
    ... sí, esponjas almibaradas, no hay inmunidad posible para esto, ni para lo otro de más allá, y aunque no estemos ciegos el engranaje es tan perfecto...
    Saludos.


    R.J.Woolf,
    bienvenida a esta ciudad,
    si lloramos por las aves lo haremos también por los peces.
    Gracias por dejar tu voz aquí.



    Begoña,
    como lobos en manada, pero los lobos se domestican...
    Un beso.


    Lena,
    bueno esa bota militar pega aún más fuerte, pero son todas iguales, yo no hago distinciones,
    El Pez aún es pequeño, y la infancia es los días de los cuentos y los dragones, pero algún día entenderá y entonces debe saber la verdad, saber que las botas militares llevan porra y pistolas y llenan los campos de fútbol de hombres que luego lanzan al mar, y que suelen acompañarse de mucha curia romana para bendecirlo todo...,
    Besos.


    Sara,
    sí lo peor es eso y más...
    besos.

    ResponderEliminar
  7. La "justicia" esta en manos de los crueles.

    Hasta cuando?

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas veces creo que estamos en el estado del torcido,el perverso,el espabilado, el oportunista, el grosero y grasiento opulento.
    Es tan largo y colea tanto que una se siente impotente y desanimada con todo.
    Inuits

    ResponderEliminar
  9. Pues, amiga, a pesar de todo, yo creo que poco a poco vamos avanzando, lo que pasa es que poco a poco.

    Demasiado poco a poco.

    Si nos comparamos con hace unas decadas...

    Ni pensarlo.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  10. Ya sabes que yo ante cosas así me quedo sin palabras de impotencia. Te leo y pienso que justo eso es lo que yo quería decir, mientras hiervo.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  11. Ya lo vi ayer (anoche o esta madrugada), he vuelto a venir, y... se me sigue ocurriendo lo mismo que decir, improperios, que no transcribiré...

    El libro abierto frente a la bota...

    El lápiz frente a la porra...

    Ay... ¿es que no cambiaremos nunca?

    Un abrazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  12. Fero,

    Inuit,

    luna,

    Antiqva,

    Gloria...

    Muchas gracias por vuestra visita y vuestros comentarios.

    Un abarazo enorme.

    ResponderEliminar
  13. Yo tampoco soporto las botas militares...

    ResponderEliminar
  14. Bruja del Norte,
    Cuantísimos que no las soportamos y ahí están arrasando sobre el asfalto...

    ResponderEliminar