9.4.09

Poemas para nada

Quiero estar
en tus manos sobre ellas
en ellas dentro
como un cuenco con agua

en mis ojos
vive un avispero

quiero estar
y verme estar

mis ojos nido
en el cuenco lleno de agua.

17 comentarios:

  1. Dentro/fuera, lleno/vacio, mortal/inmortal, estar,permanecer... Reflejarse, buscarse... Existir. Bello, muy bello.

    ResponderEliminar
  2. ay, este juego de contrarios...
    entre dentro y fuera no hay intermedio, pero entre lleno y vacío, sí.
    palabras, palabras...
    Con ellas sigo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Esa sensación de orfandad que me transmite el poema la tengo tantas veces, seguro que en mi caso es por misantropía personal.
    Ahora sí, mi querida luz del norte.
    Inuits

    ResponderEliminar
  4. inuit,
    te he seguido de un tirón desde el primer comentario al último,
    gracias por tus palabras y por tu luz,
    muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Afortunado sería el cuenco-manos de contener este agua que emana por todas partes...
    Me encanta, Alfaro, aunque sea para nada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. gloria,
    un cuenco lleno de agua muy clara, transparente...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo también quisiera estar y verme estar! Porque si no me veo, no estoy
    (vine a través de Gloria)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Marcelo,
    ... o estoy ciego que no me veo?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Me encantaría poder decir que "en mis ojos vive un avispero". No sé si eres consciente de todos los significados que encierra lo que has escrito y en tan pocas palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Bel,
    no siempre se es consciente de todo lo que se dice, pero el avispero es mucho movimiento, mucho vuelo y sobrevuelo, algo a lo que es mejor que no te aproximes, la metáfora debe tener algo en común con lo que quieres decir, y eso que acabo de apuntarte es mi algo común.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Poemas para nada me recuerda a Cuadernos de todo, de Carmen Martín Gaite. Los cuadernos de su vida, los cuadernos para contar la vida, como dice Ana Maria Matute, recogidos en un libro.

    Me gusta eso de querer estar y verme estar. Pero sobre todo imaginarme en sus manos, pequeñas, como agua, cayendo, deslizándome entre sus dedos y siendo recogida más abajo, en el aire, por su otra mano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Fusa,
    es que a veces estamos y no somos conscientes de ellos,
    es precios esto:
    "como agua
    cayendo
    deslizándome
    entre sus dedos
    y siendo recogida
    más abajo
    por su otra mano."
    Recógelo y guárdalo, es precioso,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me lo guardo y esta misma noche lo regalo, Alfaro. Voy ahora mismo a copiarlo en un papelito y a envolverlo. Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Porque el agua es vida y el cuenco refugio donde se acunan tu corazón y el suyo.

    ResponderEliminar
  15. Malvada bruja del Norte,
    qué precioso, el agua es vida y el cuenco refugio...
    de vez en cuando tener un refugio...
    un beso.

    ResponderEliminar
  16. Sí que es precioso, el agua es vida y además purificación, para entrar en el refugio siempre con la piel renovada

    ResponderEliminar
  17. Ichiara,
    totalmente de acuerdo: el agua es vida
    y no tan en secreto: también excusa para deslizarse a la pata coja antes de aterrizar en el suelo.
    un beso.

    ResponderEliminar