16.4.09

Para dise

Hubiera preferido una boca roja pintada
en la pared de las adulaciones
y sentada verte pasar
arrastrando las erres o las jotas
o la ese con la ce

el áspid y el halcón a modo de corona literaria
sobre tu cabeza

de alguna capilla de insignes escritores
saldrá una lechuza blanca
hermoso vuelo, diré,

mientras
observo el búho gris
de mis letras.

21 comentarios:

  1. Saludos al "búho gris de tus letras"
    ¡Un poco pronto se levanta usted sabiendo que es una ave nocturna!
    ¿Sabe una cosa buenísima Alfaro?
    La jota es la letra del Yo.
    Las erres son las letras del conocimiento técnico, la conciencia en la tarea. No tengo la menor duda de que su yo literario conoce la técnica y atesora conciencia.
    Mi yo la llamaría Búho Blanco donde todo se puede crear.
    Inuits

    ResponderEliminar
  2. inuit,
    que duerma poco, no quiere decir que no madrugue,
    usted sí que sabe de letras, de rasgo parriba o pabajo, ojal abierto o cerrado...
    yo con ponerlas aquí...y que usted las disfrute..
    Un abrazo enorme... desde el Cántabro mar hasta casi ese Mediterraneo azul.

    ResponderEliminar
  3. Yo adoro el vuelo del búho de plata de tus letras...
    Hermoso vuelo, digo cada noche,
    o cada día, o cada vez, lo digo cada siempre.
    Y no me canso de superponer bocas rojas en la pared de las adulaciones de esta ciudad...

    Alfaro, lo he sentido especialmente, y eso me encanta.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Gloria,
    oh, qué imagen tan encantadora:una adoratriz con tacones rojos que escribe divinamente...
    Gracias, un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermosas imágenes de naturalezas literarias, me gusta volar, y aunque mis alas a veces estén pegadas...
    Tengo las palabras.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Begoña,
    tú a veces con las alas pegadas!anda...
    me has dejado tan impresionada con el poema de hoy... quisera haberlo escrito...,
    pero es cierto que incluso sin alas o con ellas pegadas podemos volar...
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mí también me gusta el búho gris de sus letras, estimada Alfaro.
    Y aunque no pueda apuntarme como seguidor suyo, porque no hay ventanita, sí apunto que hoy, extrañamente, hemos coincidido en los títulos. Porque "Para dise" me suena a paraíso (dicho en inglés), y de eso hablo yo hoy precisamente. ¿Sincronía entre aves nocturnas?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. A mi querida amiga ALFARO..simplemente me gusta como escribis... esos buhos no se si grises .. a mi se me hacen de colores...
    Besos llenos de luz a mi ingeniosa e inteligente escritora!!!
    Esa que tiene estilo UNICO!!!

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi me encanta el buho gris, ese, de tus letras.

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  10. Las bocas rojas en la pared de las adulaciones son un espectáculo deforme y triste; no lo prefieras.

    Por otro lado;
    ¿me puedo sentar junto a ti a ver las hermosas lechuzas blancas, como van y vienen entre relatos, precioso vuelo, preciosas letras; mientras que tu búho y mi pichón de búho juegan sus juegos grises?.

    ResponderEliminar
  11. Antonio,
    pues sí en un principio lo había puesto todo seguido, como paraíso pero qué atrevimiento acercarme de ese modo a Lezama Lima, y lo separé...
    esto sin duda se debe al vuelo silencioso del búho...que nos lleva y nos trae palabras.
    Un abrazo.



    SOL,
    sí, contigo siempre colores... pero es por tu luz, por la que siempre dejas aquí,
    un beso.


    Antiqva,
    gracias, pero conocerás esos blancos... tan preciosos...
    yo solo una vez tuve uno en mis manos, era blanco y al atardecer unos amigos de esos asalvajados que se suben a los árboles bajaron uno...medio dormido aún...
    luego siempre los vi de lejos...amarronados.
    Un abrazo.



    Fero,
    sentado a mi lado, estás ya...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Yo también veo el búho gris de tus letras. Pero lo noto luminoso.

    ResponderEliminar
  13. Marcelo,
    si es lo que yo pienso, que hay miradas que proyectáis vuestra propia luz sobre lo observado y esto se torna luminoso, ni más ni menos que eso, pura apreciación.

    ResponderEliminar
  14. El vuelo que traza el búho gris de tus letras le da al cielo un mágico encanto.. Cuando no con coloridos tonos, con matices de gris que iluminan igual..

    Así, creo que concuerdo con todos ;)

    besos..

    ResponderEliminar
  15. Isis de la noche,
    Muchas gracias.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Es verdad, cómo no se me había ocurrido, tus letras son un búho gris. Por la nocturnidad, por los ojos tan abiertos, por la quietud, por el vuelo.

    Me encanta el principio: Hubiera preferido una boca roja pintada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. fusa,
    gracias siempre fusa, por tus palabras,
    un beso.

    ResponderEliminar
  18. El búho era uno de los atributos de Atenea, que también era gran estratega...tal vez la boca roja, el halcón y el áspid no sean tan fuertes después de todo...

    ResponderEliminar
  19. Malvada bruja del Norte,
    no sé..., seguro que el halcón no lo ve delante...
    Gracias.

    ResponderEliminar
  20. El blanco pa los dientes y la ropa interior infantil. Los medios tonos son siempre más libres, puedes jugar con ellos, verlos así o asá, y si la mirada está acompañada de unos hermosos ojos mejor.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Ya sabes que dicen (tú,no y yo. tampoco)que el blanco da esplendor...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar