21.4.09

Mi lugar no es el mar

No intentes tangearme con énfasis. Hay una hondanada a mis pies llena de encefalogramas planos. No llegarás. Mejor te pierdes antes de llegar, porque inventar otra vida para rellenar hondanadas es demasiado esfuerzo. Todo está lleno, los días, los nosotros, los lugares comunes, y hasta los locos amenos que vienen del Norte.
Y además prefiero el jazz.

¿Lo dijo él?
¿Lo dijo ella?
¿O solo lo digo yo?

Otro día te contaré otro cuento, cuando haya menos ruido y las guapas durmientes duerman de verdad. Yo siempre miento. Yo siempre te miento, sobre todo cuando pisoteo los olvidos. Mentes preclaras para entender que un batido intelectual no se hace solo de palabras.

¿Y ahora quién lo dijo?
¿Ella, yo, o él?

14 comentarios:

  1. ¿Quién lo diría? ¿quién contaría cuentos pisoteando olvidos? ¿quién tiene lleno el día y los lugares, cargado de desilusión? Tal vez fui yo, Alfaro, y él, y fue ella, y también tú.
    O todavía no ha venido a confiártelo quien lo dijo...

    Un beso de madrugada, hoy sí.

    ResponderEliminar
  2. Lo que importa es que está dicho.

    Me gustaría ser una loca amena....

    Beso, Sea Urchin

    ResponderEliminar
  3. Dicho está, como ha dicho Lena, y el tiempo ya hará gargaras con las voces para aclararlas.
    Yo también prefiero el jazz cuando no encuentro el lugar.

    Un dulce beso y muy buenos días.

    ResponderEliminar
  4. Pisotear olvidos, eso, eso...
    La música es una obción, y si es jazz, de las mejores...
    Un beso, para tomar asiento.

    ResponderEliminar
  5. A veces no importa quien lo haya dicho.. importa que duele.. a pesar de querer ocultarlo detras de alguna mentira...
    El dolor sale a la luz en algún momento!!!
    Besos cielo... llenos de luz!!!

    ResponderEliminar
  6. Inventar otra vida para rellenar hondanadas?
    No, nada de eso. Esta es suficiente; después caeremos en el círculo vicioso de querer inventar otras más y otras.

    Mm?
    Quien sea que lo haya dicho, lo hay dicho muy bien.

    abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Quién dijo las cosas?, pues casi nadie quiere hacerse responsable de lo que dijo y cómo lo dijo y luego fueron entendidos erróneos o suposiciones o cualquier excusa, pero creo que tú lejos estás de hablas de esto.

    Ni cambiamos ni rellenamos lo que fue o lo que ha sido.Qué sentencia tan lapidaria.
    ¿Está pachucha nuestra Alfaro?
    Inuits

    ResponderEliminar
  8. Una cosa es segura, no sé si sería ella, o él, pero yo, no.
    Pues mira que a mí si me gustan los tangos :0)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Gloria,
    es todo fantástico, la vida, lo real, lo irreal...
    un beso.


    Lena,
    aún no he podido releer tu última entrada,
    jaja..., amena ya lo eres, y loca,no, pero sí eres un lugar muy ameno.
    Un beso.



    (*,
    luna, aclaremos voces y miradas...
    un beso.


    Begoña,
    ando algo liada...
    un beso.



    SOL,
    ya sabes que el dolor es solo una parte de la moneda que lanxamos al aire.
    Un beso.


    Fero,
    eres muy amable,
    no está mal inventar.
    Un beso.


    Inuit,
    no, no estoy pachucha, ando liada con pequeñas cosas sin importancia.
    Un beso.



    Mª José,
    ...pues a tanguear...
    un beso.

    ResponderEliminar
  10. Yo una vez pisoteé olvidos y mentí. Dije que aquellas brasas no quemaban, que estaban apagadas. Así mentí sobre mis pies. Y me faltó preguntarme si aquellas brasas las encendía yo o él o quién las encendía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. No sé que me gusta más el jazz o tus hermosas palabras. Si tuviese que elegir enter uno o lo otro estaría en un serio problema.
    un besazo tan enorme como tus palabras

    ResponderEliminar
  12. Pepe,
    lo mejor siempre es el mar...
    aunque no siempre son hermosos los mares nocturnos.
    Tenía que decirte que El boxeador de Henry González me llevó al pez árbol, fui a decírtelo y se me olvidó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. No importa quien lo diga, lo que importa es que suena segura, convencida de que no se tomará ese batido intelectual...

    ResponderEliminar
  14. fusa,
    no deberáimos mentir(nos) nunca..., o quizá sí, a veces, para sovrevivir de alguna manera.


    Bruja del Norte,
    batio intelectual de lechuzas blancas...
    es como silanzaran al aire cintas de colores.

    ResponderEliminar