10.4.09

Las lilas que prometí

Vengo de muy lejos, de la tierra que ya no es mi tierra y de un tiempo perdido. Ayer prometí flores y las traigo. Aquí donde vivo, en esta primavera, todavía no hay lilas, sin embargo allí las hay siempre.

Quisiera tener el oficio de ser árbol en movimiento, extender largas ramas de palabras y cortar. Cortar con precisión, con ese fino bisturí que es la voz, para decirle a usted que no se enfade por el retraso, que entienda que viajar contra el tiempo por la geografía del recuerdo es difícil, pues apenas he dejado nada atrás, nada vivo y nada muerto, soy una mujer escasa de pasados Además, me he confundido de senda, leí live, y despistada como soy, las letras me bailaron. En ese sendero live olí el aroma de las lilas, es el olor que le traigo. Huele a cualquier tiempo pasado no es mejor, porque la nostalgia lleva dentro un martillo que separa y golpea.

Que sea un tiempo de lilas. Las mismas que le dejo aquí, sobre su escritorio, no en la gaveta, pues el encierro las mataría del mismo modo que todo encierro mata la vida.
A su regreso las encontrará, que las disfrute.

Por favor, ahora, silbe usted su mejor canción.


(para Fero)

21 comentarios:

  1. P-r-e-ci-o-s.......o.
    Silbo Clara, de Humet.

    ResponderEliminar
  2. Yo venía de paseo y me encuentro con esta belleza de entrada y recordé mi paseo de hace unos días cerca de un arroyuelo. Estaba todo verdísimo por las últimas lluvias caídas. Las orquídeas y las violetas silvestres anunciaban su floración para dentro de una semana y yo, huérfana de casi todo y anhelante de lo que intuyo, me sentí feliz porque ahora las sé distinguir por sus hojas, incluso cerrando los ojos.
    Querida Alfaro es tan tierno tu escrito que temo que florezcan lilas en mi ordenador.
    Eres tan bella.
    Inuits

    ResponderEliminar
  3. Fero,
    como lo prometido es deuda, para quitar ese asqueroso olor a vómito que le dejó mi texto en su pituitaria...aquí le quedan las lilas, espero que sean suficientes.

    ResponderEliminar
  4. Billy,
    gracias he oído el silbido de Humet.



    Inuit,
    espero que las teclas para escribir no desaparezcan por las lilas,
    las bellas, mi querida inuit, son las lilas.
    un beso.

    ResponderEliminar
  5. Está lloviendo a mares y me encuentro este paisaje encantado y encantador, mil gracias. Me ha gustado lo del bisturí, un placer leerte, un saludito.

    ResponderEliminar
  6. Este texto huele mucho mejor que las lilas. Huele a una ele a una i a una ele a una a. Huele a palabras, a nostalgia, a martillo, a silbido, huele a voz, a árbol, a primavera. Seguro que el tiempo no habrá importado.

    Un beso, Alfaro.

    ResponderEliminar
  7. Vaya, como me ha aliviado usted el enfado.
    Me he regresado de bailar con el trigo con tal de recoger mis lilas, Descubierto he, cuando estaba sobre mi tabla de surf, con mi sombrero de palma, que el sol y la playa acentúa indeseablemente el olor a lo vomitado.
    Por eso he pasado de regreso por mis lilas. Las he encontrado intactas sobre el escritorio. Me sonreían. Huelen a live. Me gustan.
    La lejanía y el largo viaje por lña geografía que ha hecho usted, acentúa el aprecio que siento ahora por su gesto.
    Así deberían ser todas las promesas, los que prometen y lo prometidos.
    Le prometo que las nostalgias no golpearán mis lilas.

    Me regreso con ellas, mientras silbo mi mejor canción, que en realidad es la única que me sé.

    Gracias. Es usted maravillosa.

    ResponderEliminar
  8. Olvidaba lo mas importante:
    La forma en que ha narrado/descrito su aventura en busca de las lilas, me ha parecido a mi sencillamente genial.
    La imagen del fino bisturí, que es su voz, me ha dejado cortado con toda precisión, sin duda.

    El escrito es genial. Me alegro y enorgullezco tener algo que ver con esas lilas.

    Silbe también usted, que muy bien lo hace.

    ResponderEliminar
  9. Begoña,
    gracias por la lluvia, me gustaría oírla caer ahora, aquí llueve sin sonido, ese orbayu pertinaz.
    un beso.



    Fusa,
    el martillo se lo cogí a fero, que puso nos-talgia, y algia es dolor, y claro con esa T martilleando...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Intento silbar bajito para no despertar a nadie...pero no puedo.

    Leerte me ha llenado de color y entusiasmo!!!!!

    Un abrazo largote, silbón, Sea Urchin!

    ResponderEliminar
  11. Fero,
    el placer ha sido mío, nunca hubiera ido a buscar lilas de no haber sido por el vómito previo.
    Estoy escuchando Nightingale de L. Cohen, qué bien le va el ruiseñor a las lilas.
    Un beso.


    Lena,
    color para un día de lluvia y gris,
    en mis oídos silva Cohen con su Dear heather, la voz femenina es demasiado en los solos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. yo tambien soy "mujer escasa de pasados"... me gustó el post.

    Salu2

    ResponderEliminar
  13. El esfuerzo que has hecho para mantener bellas esas lilas, para conseguirlas... que maravilloso cielo...!!!
    Me he quedado con algunas, pero me voy cantando bajito... mi canción preferida.. y me voy con fragancia a lilas que has recogido!!!
    Besos llenos de luz y felices pascuas de resurrección!!!

    ResponderEliminar
  14. "Quisiera ser oficio de ser árbol en movimiento"... Ya sé con qué imagen querré dormirme esta noche, ya sé con qué olor... Nos-t-algia, escriben sus raíces.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  15. Y silbo el viento del cambio, y sueño, y entro en ese lugar secreto y coloco las lilas en un jarrón.

    Me encantó!

    ResponderEliminar
  16. Anti-yo,
    no nos lamentemos por nuestras escaseces, ¿para qué queremos más que nuestros anti-yoes?
    un beso.



    SOL,
    ...esa canción preferida...
    un beso.




    (*,
    me gustó la imagen del árbol y ramas...
    con tu comentario aún me gusta más...
    gracias, luna,
    un beso.




    Malvada bruja del Norte,
    ah, tú silbas el viento, pues el silbido del viento, si es suave, y no huracanado, me gusta...
    un beso.

    ResponderEliminar
  17. Sí... lo había leído, y releerlo ahora me ha encantado... este ramo de lilas para que Fero silbe... es precioso, aún conservan el olor a viento y vida...
    (escucho a Cohen casi)

    Perdón por el aluvión de comentarios.

    Un beso,
    G.

    ResponderEliminar
  18. gloria,
    se nota que regresas de vacaciones, y llegas pisando fuerte con tus tacones...,
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Ya decía yo que era una preciosa canción, y en la voz de Cohen. El oficio de árbol en movimiento es un buen invento en estos malos tiempos.

    ResponderEliminar
  20. Ichiara,
    dicen que pronto comenzarán a mejorar..., digo los tiempos, las lilas en cambio permanecerán igual año tras año.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Muchísimas gracias alfa :)
    que bueno! muy agradecido :)

    ResponderEliminar