28.3.09

Ruidos domésticos

Ahora mismo estoy ausente. Mi rótula rueda, al fin recupero mi vida espartana en su posición habitual, ya no soy un apéndice del sofá, blandura de cojines, ni mi cuerpo es atravesado por el frío del hielo. Rodillera para qué os quiero. Dirijo mi caleidoscopio hacia las montañas del Sur, de espaldas al mar, allí donde algún día tú naufragaste con tus sueños para mí, cuando tu voz era acuática.
En posición vertical, observo los ruidos domésticos, ¿adónde me lleva este ruido del olvido? ¿Quién dijo que el río del Olvido sólo fue atravesado por palabras vacías de tiempo? ¿ Y todo ese ruido de tuberías, y el no frost del frigorífico, y quién mira la fecha de caducidad de los yogures?

22 comentarios:

  1. Qué sorprendente es la verticalidad cuando la recuperamos de repente... y esos ruidos, si se piensan, son aún más incomprensibles.

    (me alegra que esté mejor tu rodilla)

    Te abrazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  2. gloria,
    son los ruidos cotidianos de una casa, los ruidos de la lavadora, del frigorífico,
    y mi rodilla ya está bien, gracias, estaba harta de estar en el sofá, soy demasiado espartana, prefiero escribir y leer sentada en una silla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuántas veces los ruidos cotidianos se nos vuelven extraños y el ruido del olvido todo lo vuelve desconocido... Me gusta la rareza de todos estos pequeños sonidos, como si nunca antes los hubiésemos escuchado... Me gusta saber que ya puedes estar de pie, sin rodilleras, hielos, ni cojines... Esa sensación tan extraña... la de caminar libremente.

    Un dulce beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Luna,
    ay, estos ruidos domésticos a los que ya puedo acercarme.
    Buen fin de semana, ahora mismo está sol y cae una lluvia espaciosa y fina...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los ruidos de la casa.. los disfruto... salvo que sea algún vecino que grite demasiado... cosa rara en este barrio.. mas o menos son todos cuerdos!!!jajjja
    Pero ahora por ejemplo que son las 6.50 de la mañana los ruidos son lejanos... solo escucha el tic tac de un reloj de pared... el sonido de la ruta a unas cuatro cuadras y hasta el latido de mi corazón aunque te parezca mentira!!!
    El resto todavia es todo silencio.. y es mas hasta los silencios tienen sonidos!!!
    Me había olvidado de tu rodilla espero que estes mejor y te recuperes prontito ya!!!Besos cielo, pense que ya no pasaria hasta el lunes quizas... pero aca estoy!!! jajjaja
    Pasalo de lo mejor!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues como no te los mire el gato.... la fecha de caducidad no se mueve....
    jajajajaj


    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho de que hayas recuperado la verticalidad (y que se haya curado la rodilla), sobre todo porque la horizontalidad era involuntaria. (A mí, que a veces me pueden la indolencia o el hedonismo, cuando he tenido este tipo de accidentes no me molestaba esa reclusión forzada en el sofá).
    Un abrazo enorme y un "sana, sana, rodillita de rana" a esa rótula.

    ResponderEliminar
  8. Ah, qué bien, me alegra que ya estés mejor, espero que te dure mucho, cuídala, es horrible no poder moverse, lo sé, una vez me pasé tres días en la cama perdiendo clases por no poder moverme por mi espalda y después si fui, fue por cabezona, como de normal, que hago lo que no debería.

    Bueno… dicen que el yogurt caducado no es malo del todo, siempre que no esté caducado de meses y meses, se entiende.

    ResponderEliminar
  9. Y ¿dónde nos llevara el ruido del olvido? dices... (y tengoq uepensar en ello, con calma, y con papel a mano)
    De momento, pienso que a algún recuerdo de color caleidoscópico.

    Un amigo mío escribió una vez un poema de amor (o algo parecido) en el que veía la fecha del cumpleaños de su chica hasta en la fecha de caducidad de los yogures, jajaja.. qué cosas que nos pasan por esto de estar vivos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ruidos domésticos
    es cuando me llegan las facturas de agua y luz.

    (la factura del internet es musiquita al alma)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. A mi me encanta el ruido del frigorífico. Lo amo creo.

    ResponderEliminar
  12. SOL,

    "El resto todavía es todo silencio... y es más hasta los silencios tienen sonidos"

    qué maravillosa frase, SOL,
    leer esos sonidos del silencio, son los sonidos del propio corazón o my dear mind...
    gracias siempre por tus comentarios, siempre me dejáis poesía por aquí...
    Tengo mucha suerte.
    besos.

    ResponderEliminar
  13. Sonrisa de Hiperion,
    pero hay que mirarla, y gato no tengo, así que voy hacia la nevera y miro...
    Saludos.



    Bel,
    ya he trasladado todo mi mundo conmigo, todo el desorden caótico que me acompaña está ya sobre la mesa.
    Un beso.


    Capitana,
    gracias, por la información en particular, y por el comentario en general,
    un beso.


    Lola,
    el río del olvido nadie sabe hacia dónde lleva porque es oscuro y es un río sin retorno.
    ... eso nos pasa por estar enamorados..., me refiero a la fecha que tu amigo veía..
    Un beso.


    Verbo,
    jaja... sí las facturas sí que son ruidosas, y la de internet duele menos porque nos divierte más... y lo que cunde... toda la familia por el precio de uno.
    Besos.

    Billy,
    serás glotón...? o solo un algo musical heavy metal?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro que tu rodilla "ruede" mejor...y sí, los ruidos de una casa son tremendos...sobre todo de noche y después de ver una peli de miedo.

    ResponderEliminar
  15. Bruja del Norte,(malvada?)
    los ruidos de la casa creo que ni los oímos a fuera de costumbre de oi´rlos..., a no ser que surja alguno nuevo...
    ¿te imaginas una noche en el más espantoso silencio oír una bolita de pinpón... toc.toc.toc?
    jajaja...
    un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¡Ay estos cantos rodados de tus rodillas!
    Fíjate, con lo inquieta que eres, lo que habrá dado de sí tanta litera romana en tu cabeza para tus historias.
    Nooooooo, los yogures no se atreven a caducar hasta que les des permiso en vertical.
    Inuits

    ResponderEliminar
  17. "Allí donde algún día tú naufragaste con tus sueños para mí, cuando tu voz era acuática."

    Es precioso eso, Alfaro.
    Me alegro de que hayas vuelto a tu vida y estés recuperada. (No, tampoco miro la fecha de caducidad. Ni de los yogures ni de nada.)

    ResponderEliminar
  18. fusa,
    yo sí los miro...
    Un beso.


    Inuit,
    tenía un montón de notas, y las he perdido, debieron de irse al cubo de la basura..., iba recogiendo anécdotas, frases de gente que venía...
    un beso

    ResponderEliminar
  19. ¿Quién dijo que el río del Olvido sólo fue atravesado por palabras vacías de tiempo?.... yo no tengo la respuesta... pero existirá una.... te digo que me gusto muhco el blog en general, y que me voy alimentandome de esta pregunta hermosa para analisa.r.. muy bueno...

    ResponderEliminar
  20. Lisandro,
    bienvenido a esta ciudad, aquí las palabras simpre son bienvenidas,
    hay preguntas sin respuesta porque no está bien formulada la pregunta o porque no hay respuesta...

    ResponderEliminar
  21. Los sonidos del silencio están tan presentes como los ruidos domésticos. Se oyen a diario, incluso si cierras las orejas y abres los ojos los oyes pasando frente a ti. Son los sonidos de esos hijos que los caballeros de la santa cruz llevan años silenciando.

    A esos tipos sólo les pido paciencia, y mucha letanía, que ya llegará un día la sombra a rendir cuentas y es mejor que los coja a todos confesados.

    Otro beso (vas a tener que coger el estropajo de esparto, hija mía)

    ResponderEliminar
  22. Ichiara,
    ay, los caballeros de la santa cruz nos devolverían a las cavernas y nos crucificarían...,
    ni como teatro...
    Beso, de los que no se necesita estropajo.

    ResponderEliminar