30.3.09

Primera nota

Ya no me queda nieve:
He perdido todas las notitas donde iba apuntando mis versos sueltos. Ha sido una silenciosa venganza de mis pies detenidos en una vida horizontal y casi plana. Ahora son versos perdidos. He buscado y rebuscado, no hay agujeros, ni ratas, ni ardillas, ni urracas, ni vuelan milanos, ni tengo gato, ni perro, ni siquiera loro y mis patos son solo imaginarios, ha sido un castigo para el autosilencio.
El sol entrará eternamente por esta ventana, y las luces de la noche.
He de mudarme, he de buscar un lugar más resguardado.

20 comentarios:

  1. No sabes cuánto lo siento. ¿Recuerdas aquel día que te dije que perdí un libro y me acordé de ti y no lloré por vergüenza? Pues, de punto de libro, llevaba yo unos versitos sueltos, un juego de esos de poner en vertical algo y llenar los versos con un mínimo de sentido. Pues puse como veinte B E R G A I e hice con ellos mini-poemas. Se los llevaron también. Maldita sea. Por eso lo siento, por cómo lo sentí yo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Búscalo, Alfaro, y resguárdate para que vuelvan las palabras en verso o en notas, sueltos o cosidos. Que vuelvan...
    Te abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Fusa,
    ojalá que el que se los haya llevado los conserve,
    yo una vez, hace ya mucho, en la facultad, acabé de leer un libro (Locus solus) y justo en ese momento llega un amigo y se lo dí, sin pararme a sacar todas las notas que había ido acumulando dentro..., mi amigo se fue para su ciudad...Cuando me puse a buscar mis notas me di cuenta que estaban ya lejos... y preferí hacerme la despistada, hablamos muchas veces y mucho y nunca se los pedí... y por circunstancias de estas de la vida, pasó el tiempo y nunca más volvimos a vernos,
    pero estoy segurísima de que mi amigo guardó esas notas, de lo contrario creo que me las hubiera devuelto.
    Seguro que quien encontró tu libro lo tiene todo guardado. Igual hasta te lee y te reconoce por Bergai...
    Bueno, mis notas bah, ya vendrán otras..., editaré las tres que guardé mejor.
    Un beso.


    Gloria,
    no te preocupes si no esas, ya vendrán otras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que penitaaaaaaaaa!!!
    Tanto esfuerzo y se te pierden.. seguro deben estar en el lugar que menos pienas amiga!!!
    Yo apunto mis cosas en un cuaderno rojo, bien llamativo!!!
    De todas maneras son de perderalgunas cosas que son indispensables, las llaves, el telefono.. debería tenerlas con un sonajero o algún sensor que me guie hasta donde estan.. jajja UN GPS tal vez???
    Besos cielo!!!
    Llenos de luz como siempre!!!

    ResponderEliminar
  5. SOL,
    es que todo lo tiro a la basura, he tirado hasta cosas nuevas, sin estrenar metiditas en su caja,por más que me digo "céntrate, céntrate",
    ya estoy acostumbrada.
    en fin que estas cosas tampoco las siento demasiado porque hay cosas más importantes.
    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo hago respaldo,
    para no perder mis versos.
    Pero lo que mas lamento
    son los versos perdidos en el momento: La situación es intensa y fluyen los versos, pero no hay lápiz, ni papel, ni servilleta, no hay teclas ni una memoria tan buena. Y se pierden, se esfuman en el aire.

    ha sido un castigo para el autosilencio...
    Preciosa frase.
    saludos.

    ResponderEliminar
  7. Fero,
    por favor explícame qué siginifica esa frase que suena tan bien "yo hago respaldo": ¿copia?
    si es copia yo seguro que perdería hasta la copia,
    eso que cuentas me sucede de continuo porque yo cuando me aburro, y suelo aburrirme mucho cuando estoy con la gente me cuento cuentos, me invento frases... y como no estoy sola no puedo copiarlos... y creo que es cuando se me ocurre lo mejor.
    Es lo que yo llamo mi autosilencio, cuando todos blablabla yo estoy en mi autosilencio... pero nadie se entera..., además los oigo y hasta les rspondo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Amiga, esto es para ponerse de luto riguroso...

    Cuantas veces, de manera precipitada, he anotado alguna majaderia en un papelito, sabiendo que de no hacerlo se me olvidaria...

    Y luego olvide donde puse el papelito, y me olvide de todo, sin mas, asi de simple.

    Y luego, un buen dia, lo encuentras dentro de un libro o en cualquier sitio extraño...

    Creo, amiga, que compartimos algunas locuras...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. (Mientras una esté al abrigo de sí misma, no está todo perdido. Lo más valioso queda. El resto, envoltorio de chocolatinas, o piel de nueb, no lo sé.
    Adherencias vitales, es cierto; pero la vida sigue dentro, para otras notas... quién sabe si ya esritas en el pañuelo del olvido.

    (Madejadepalabras)

    ResponderEliminar
  10. Alfaro, si supieras la de veces que yo he perdido notitas... ¡y da tanta rabia! Una compañera del trabajo hace poco encontró varios papelajos por ahí perdidos entre las camisetas, ponía cosas como "Gerry Wilson", "esculturas con corazón", "siseos"... Vino a enseñármelos como si hubiese encontrado un tesoro. En este caso, la vi tan ilusionada que ni le dije que eran míos, y se los guardó en el bolsillo, quién sabe para qué. Mirándolo por el lado positivo, Alfaro, la perdida de esas notitas ha hecho que escribas esta otra primera nota. "Ya no me queda nieve", "una vida horizontal", "castigo para el autosilencio"... son notas bellísimas, aunque también dolorosas. ¡Pero éstas ya no se perderán nunca! Se han grabado en nuestras emociones.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  11. Parece que te ha leído la primavera y se ha girado, porque esta mañana (a eso de las doce) parecía que iba a nevar. Yo que tú no lo diría muy alto.

    Que nos puede caer una nevada, y hala: a coleccionar copos.

    Tranqui; que para mudarse, mejor el verano. Que además, parece que te vas de vacaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Antiqva,
    ...por lo menos compartimos olvidos...
    Un abrazo.


    Lola,
    adherencias vitales... envoltorios de chocolatinas, y la tinta escribiendo en sentido contrario al discurrir del olvido.
    Un abrazo.



    (*,
    gracias, qué amable eres siempre, luna,
    un abrazo.


    Codorníu,
    pues lo de mudarse... es que tenía (ya no tengo) estropeada la persiana y leyendo en el blog Nunca estuve en Fanzara una entrada en la que había un voyeur... y yo aquí hasta las tantas de la madrugada con las luces...Que no iba a ser muy allá mi mudanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hace unos años me robaron el bolso, dentro llevaba ‘mi’ cuaderno donde apuntaba todo y me quedé parada repitiéndome: Me han quitado todo. Me han quitado todo.
    Me di cuenta que lo que decía era mentira, seguía escribiendo mentalmente.
    Es curioso, pero ayer escribía: “Ya no se guarece porque ha comprendido que todo sucede igual, de la misma manera, aunque estemos en otro lugar, ese que hemos imaginado tantas veces.”
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Un abrazo bruja, hasta el Norte, de Norte a Norte.


    Olvido,
    pero seguro que había apuntes que no recordaste, y que se perdieron para siempre..., y esos dibujitos que siempre hacemos por aquí y por allí...
    me gusta lo que escribías ayer...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Sí Alfaro, ya los he olvidado.Es cuestión de tiempo.
    Qué sería de nosotros y de nuestra memoria si no pudiéramos olvidar.
    Ese "para siempre" me sigue impresionando.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Alfaro, no pude por menos que reirme porque me vino una tontería con la que di ayer en una página de internet. Yo andaba buscando información acerca del pecado (ya ves qué neuras) y me salió una cosa de un tipo pecador que alegaba en su defensa que se le olvidaba a menudo el concepto del bien y toda esa superchería acerca de lo debido y no debido. Lo cierto es que la criatura se apuntó al curso memoria prodigiosa del Dr. Scholl (no era así pero qué mejor que llamarse scholl para temas memorísticos) y tras unas cuantas lecturas y ejercicios y videos y pelillas a la cuenta del scholl había conseguido memorizar el catecismo, el código penal, el civil y hasta el nombre de las abuelas portuguesas. Ahora era capaz de recitar de memoria 50 números dichos al zar de una guía telefónica en pocos segundos. Un prodigio.

    Y tú dirás que a qué viene el rollo... pues no sé, pero se me ocurrió. Qúizás por eso de memorizar en lugar de escribir, algo simbólico porque yo necesito también las notas y también las pierdo, pero no pasa nada porque llegan otras notas y otras vidas y otras palabras y así se renueva el aire.

    Y ahora que ya tienes la pata buena aprovecha pa corretear por ahí y rellenar muchas más notas. Al yogurt que le den morcilla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. ichiara,
    mira que te da por mirar cosas raras...
    yo si no lo veo...no me creo tanta memoria... para mí que hay truco...
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  18. Últimamente por mis lugares no llueve agua, no caen copos , vienen ingrávidas y pequeñas, multitud de notas perdidas de alfaro...las recojo todas, pero me cuestan descifrarlas con tan mala letra ;)))

    ResponderEliminar
  19. Inuit,
    jajaja..., mala letra, eh? casi que miro para otro lado, tienes razón.
    besos.

    ResponderEliminar