14.3.09

0

Algunas palabras me esperan
y algunas otras
me acechan

las oigo sin nitidez
en mi oído derecho
el que es solo mío

el izquierdo oye silencios
del mundo
opacos
y mudos

traduciéndose

a tu lengua

a la suya
...


(de poemas del desvelo)

24 comentarios:

  1. Un tímpano que rubrica el silencio y el otro que lo transcribe.
    Y yo que quisiera ser tu lengua, para pasearme desnudo con tus palabras y decírtelas al oído.

    Y sin querer saber si las esperabas, o acechabas.

    Chuff!!

    ResponderEliminar
  2. ZenyZero
    el mundo de las palabras siempre es la desnudez, por mucho que las revistamos,
    sal desnudo con todas las palabras que quieras, en esta ciudad nadie se extrañará de nada, luego te acercas y me las dices al oído
    prefiero las esperas a las acechanzas.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, es mejor la espera, esas palabras que vendrán solas sin heridas punzantes que cicatrizar después con silencios ocuros. La palabras que acechan duelen cuando llegan y arrastran un surco de mutismo que no se para.

    Precioso 39, Alfaro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Querida gloria,
    me alegra que te gusten las palabras que nos esperan, las que acechah son distintas pero no tienen por qué dañar...
    jaja...me encantan esos tacones rojos..., qué acierto a cambiar el avatar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Como el día y la noche
    en ambas se suele hablar con lenguas y lenguajes diferentes

    En unas frío,
    en otras calor.

    Me gusta eso del oído del silencio, eso me cautiva, me prende el radar.

    Abrazos Alf ♥

    ResponderEliminar
  6. Verbo,
    has salido de tu "soledad"...
    es muy importante tener un oído para el silencio, porque el silencio también dice y es mejor oírlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta pensar, como dice Zen, que un oído escucha los silencios y el otro los transcribe. Era la parte que más me había gustado del poema... la separación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hoy te hablaré, primero al oído derecho, para mandarte una sarta de palabras, elegidas al azar, sacadas del diccionario de los sentimientos: ciudad-faro-al-número-promesa-lección-brillante-luna-arena-escozor-dulzura-hilo-madeja-orilla-sed-bendita. Ya, ya sé que las tenías, pero yo quería regalártelas junto a un beso.
    Y ahora, en el izquierdo, un silencio entrecortado por un teclado que te dice: me-encanta-leerte-alfaro (lo dice en silencio a golpe de teclas tac-tac-tac)

    Un abrazo
    (madejadepalabras)

    ResponderEliminar
  9. fusa,
    transcribir el silencio...
    ¿y qué hacemos si no cuando escribimos?

    ResponderEliminar
  10. Lola,
    saboreo la sarta de palabras como sifuera una sarta de gominolas o algo así, de muchos colorines,
    en el oído derecho, palabras de tu sarta que nunca escribo, exceptuando ciudad, al y número... con lo bien que designan todas las demás y nunca las esribo,
    las que vienen de tu silencio y transcritas por tu teclado... esas las tengo ya todas guardadas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu cerebro bien oxigenado (con oxígeno, es que he visto los significados y está la de teñido y no es la que yo quería aludir)
    Qué bien esas capacidad de especialización de los oídos. Me parece fantástico que las palabras te esperen (alguna magia del norte harías tú. Me inquieta más que te acechen porque me hace pensar en algo que hay que temer.
    Es muy bonito.
    Inuits

    ResponderEliminar
  12. Inuit,
    ya tengo el cerebro bien oxigenado, eso seguro,
    maga no soy, no sé más magia que la de las palabras,
    pero este silencio me ha llegado al oído derecho, no al izquierdo, y no sé traducirlo, ¿qué es eso de teñido,
    es como una adivinanza para entretenerme la mañana de semiasentamineto con pierna en alto?
    ay, inuit, enviame los mensajes traducidos....jajaja...
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. "las oigo sin nitidez
    en mi oído derecho
    el que es solo mío"


    Los sentidos que se nos van al carajo, cuando vamos aturdidos...
    Saludos y buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  14. Sonrisa de Hiperión,
    ... entonces por eso fallamos tanta con las palabras,
    saludos.

    ResponderEliminar
  15. Me ha gustado imaginar a las palabras viajar de un oído a otro para pasar de aquello que no las hace nítidas a aquello que las silencia para poder ser traducidas. En nuestro lenguaje.

    Un dulce beso de domingo.

    ResponderEliminar
  16. Luna,
    ... y cada uno tiene su propio lenguaje, siempre hay mucho por traducir...
    un beso.

    ResponderEliminar
  17. El lado izquierdo es el del corazón...

    ResponderEliminar
  18. ah, entonces por eso es el lado ciego y sordo.
    Un beso malvada bruja del Norte.

    ResponderEliminar
  19. No sé qué más decir. Los otros se han expresado tan bien, todo lo que sugieren esas palabras, entre el rumor confuso y la nitidez, el silencio y el ruido. Y las que acechan, que suelen ser al tiempo las más huidizas.
    Un abrazo, Alfaro.

    ResponderEliminar
  20. Bel,
    de las que acechan: unas quedan y otras es como si se desplazaran por la oscuirad y la mudez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Dos orejas independientes, dos oídos, el de las palabras acechantes (suena agresivo) y el de las esperadas. Es bueno compaginar las dos para no alejarse mucho del mundo y para oir los patos cuando salen volando.

    Beso

    ResponderEliminar
  22. Ichiara,
    ¿y vos qué hacés que no escribís?
    Anda suéltate la melena y una palabrita detrás de otra...como los patos, presta atención al oído del silencio que seguro que algo hay...
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  23. Y qué ocurre cuando el silencio es ruido y la sordera nos deja mudos?
    …las letras serían ciegas?
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Olvido,
    tendríamos que interpretar el ruido, y desde la mudez transcribir las letras, aunque estas fueran opacas y a su vez mudas o ciegas y nadie las entendiera ¿No sucede esto muchas veces?
    Las letras serían la música del ruido, y del silencio.
    Un beso.

    ResponderEliminar