6.2.09

... y era el azul del mar



¿Qué olvidé de ti?

Regreso
para traducir
las voces

cielo raso

todos los mundos
se hacen añicos
alguna vez

y es tan azul el mar

es tiempo
de unos minutos
de publicidad.

17 comentarios:

  1. Todos los mundos se hacen añicos alguna vez. Todos los mundos pueden recomponerse, de algún modo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lo dices de tal manera

    que invierno

    que yo no quiero

    puede parecer primavera!

    Fugacidad de la vida

    felicidad hecha trizas!

    besos

    ResponderEliminar
  3. Sara,
    rehacer algo de añicos, es difícil..., y además para qué? el mundo está lleno de mundos y de mares,
    besos.


    mía,
    para las triza, tiritas,
    volvemos para intentar comprender,
    para traducir
    para reconciliarnos con nuestra propia historia
    para deshacerse de los dolores que inmovilizan hasta elcuerpo y la vida,
    y hasta el siguiente día, el próximo sol, la próxima luna
    y hasta te reoncilias con la sonrisa de la divina Gioconda.
    besos.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaja

    divina ironía

    humor negro

    sarcasmo altamente inteligente


    Brillante, Sea Urchin...

    Iba hablar de mil cosas hasya que leí el final.

    Chapeau!

    jajajajaja

    Besos, Luz!

    ResponderEliminar
  5. Ay, aquellos tiempos prodigiosos en que la Luz no sabia si el mar le iba a salir niño o niña...

    El mar, la mar... El azul...

    Siempre nos quedara, aunque todo se rompa, ese maravilloso invento de la Luz.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo. Conforme fui descubriendo otros mares, ya no me pareció que los tonos azules del Atlántico o los verdes del Cantábrico serían los únicos que tendrían la clave para entrar en mi corazón.

    Mis añicos, se pegaron fácilmente a la orilla otros mares, de otros azules, de otros verdes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Maravillosa esta economía de palabras para definir la felicidad que casi siempre es perdida, casi siempre es aquel instante que pasó, una luz, un cielo, un mar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lena,
    ay, qué bien te lo pasas, yo aún estoy dándole vueltas al niño de las tres naranjas...,
    besos.


    Antiqva,
    ... pense que iba a leer:... siempre nos quedará París,
    que era también la ciudad la luz, cuando las luces aún eran luces.
    Un beso.


    Codorníu,
    ...y luego ya es totalmente imposible recoger o reunir o pegar tanto añico disperso por tantos lugares como fuimos...
    y entre mar y mar esa"publicidad" que a veces sí que es caótica, otras de risa, otras...
    Un beso.


    Bel,
    y sucede a veces que no sé porqué la vida me quita las palabras, y todo se hace breve y más silencioso, y es más difiícil traducir los añicos, los mares que vimos..., pero siempre recuerdas esa divina frase repetitiva (tipo publicitario).
    besos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Para qué el regreso Alf?
    la pregunta de rigor es:
    ¿para qué regreso?

    Para tratar de re-entender
    lo entendido, y lo no entendido.

    Volver a los orígenes
    ¿qué origenes, y en dónde, está, estuvo?

    Un beso, y gracias por tus letras, me sacuden la siquis en la mañana.

    ResponderEliminar
  10. Verbo,
    ...porque siempre regresamos y si no lo hacemos físicamnete lo hacemos mil veces psíquicamente...
    está muy bien que tengas siquis y que de vez en cuando se altere aunque sea con la leve brisa de esta ciudad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Alfaro, que sepas que los anuncios no me ha impedido seguir viendo en la pantalla lo azul, y lo inmenso, y lo profundo, y lo salado, y lo mágico que es el mar bajo un cielo raso.

    Lindísmo poema!

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  12. (*,
    dicen los publicistas que la publicidad es un arte y estoy totalmente de acuerdo, también supone un descanso.
    En este caso debe de ser publicidad transparente puesto que tú has seguido viendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. nada dura eternamente...

    salu2!

    ResponderEliminar
  14. Todo tiene un principio y un fin. Pero a veces es necesaria la publicidad...que repose ese fin para ver lo bonito del principio, lo inquietante del nudo...y sí, el fin, al fin...

    ResponderEliminar
  15. Anti-Yo,
    absolutamente nada...
    un beso.


    Malvada Bruja del Norte,
    bueno esto del nudo no siempre está en el medio a veces al principio, a veces al final,
    y eso cuando lo que es es lo que parece...y luego llegamos al final y decimos eso: al fin el final o nos echamos a llorar porque es el final.
    besos.

    ResponderEliminar
  16. Casi que lo olvidé todo o lo quise olvidar todo, que ni un soplo de recuerdo pudiera levantar el vuelo, prefiero el pedregoso suelo que la caída.
    Inuits

    ResponderEliminar
  17. inuit,
    hay caminos por lo que no se quiere pasar porque hay demasiadas piedras, y caer sobre piedras...
    besos

    ResponderEliminar