14.2.09

Tiempos

No se trata del vuelo de la líbelula
de si es vulva
bulbo casual
o válvula de escape
seréis cotillas

cotillas a la intemperie

la salamandra repta
a ritmo de jazz
sobre el recuerdo
o el olvido.


(para las tres cabezas pensantes que tanto me hiceron reír ayer)

9 comentarios:

  1. Esas tres cabezas que consiguieron que la salamandra despertase, y el olvido vino en tiempo de recuerdos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que el baile de jazz
    es lo que le hace recordar.

    Un beso y amor ♥

    ResponderEliminar
  3. uyyyy no entiendo porque no leí la entrada anterior.... voy para alla y vuelvo!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Gloria,
    esas tres cabezas son tres cabezas reales con las que ayer me reí y me reí,
    besos.


    Isla,
    el jazz, hace recordar y olvidar y llorar y hasta ser feliz...
    besos.


    Malvada bruja del Norte,
    ...pues, muchas gracias.
    besos.


    Sol,
    jjaja... es que me faltan las señales de tráfico, esta es una ciudad sin ley.
    besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues estos gatos, con hambre, tambien se comen las libelulas y los bichos voladores que se despisten un poco y hagan algun vuelo bajo...

    Tenias que haberlos visto hoy como zampaban chorizo sobrante de una fagada LITORAL...

    Ja,ja,ja

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  6. Antiqva,
    esos gatos son unos tragones,no les dejes ni acercarse a las lagartijas...
    mejor dales chorizo aunque sea de la fabada Litoral, ya sabes... si no mata engorda...
    jajaja...,
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Sabes Alfaro?
    Me hizo gracia saber que habíamos reído, a carcajada limpia, a más kilómetros de distancia de lo habitual y el mismo día. Me encantó esa coincidencia tan pequeñaja.
    Inuits

    ResponderEliminar
  8. inuit,
    ... qué bien, ¿cuántos nos habremos reído a la misma hora?
    ¿cuántos habrán muerto a la misma hora, o nacido, o llorado? a veces me hago estas preguntas,
    pero me gusta imaginar que esa tarde nos reímos a la vez...
    y nosotros hablando de lo que hacían los 4 hijos, nada menos, hiperactivos,porque también sus padres lo son, y no siempre es actividad física, esta la mental... y a veces las dos juntas... también hablamos de muchas más cosas, pero me reí... hasta llorar de risa.
    besos.

    ResponderEliminar