19.2.09

Pirotecnia

A veces soy cruel. Cruel con descaro y sin disimulos. El corazón se me vuelve piedra y no hay segundas oportunidades a los días. El lenguaje también es disimulo y artificio y solo es movido por la voz que lo pronuncia. No hay esquemas que valgan, solo la palabra dada tiene valor, el resto: fuegos de artificio, pero yo no me dedico a la pirotecnia, tampoco ardo y no apago fuegos. Por lo demás, ningún árbol arde dos veces.
¿A qué lo has entendido?


23 comentarios:

  1. Lo he entendido sin un ápice de duda. Alfaro, que me he tapado los ojos y ya no estoy.........
    Venga... que hoy es jueves lardero. Nos vamos de excursión a comernos un bocata de tortilla y si no te gusta, una coca de chicharrones,que engordan, pero yo sé que con lo activa que eres las chicharritas se te caen a los pies.
    ¡Viva tu pirotecnia!(pero yo lejos ;)) )
    Inuits al corazón que late en la piedra.

    ResponderEliminar
  2. Un día que pasa es un día ganado o un día perdido, seún se mire, según las circunstancias. Y a mí la crueldad de esta pirotecnia me ha hecho recordar todos esos días que, por otras crueldades, dejé perder. Y no hay segundas oportunidades.


    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  3. Sí. Y no solo esto, sino todo lo último que he vuelto a leer ahora, sin excepción. Yo también soy muy despistado, y sobre todo me despisto mucho de los demás cuando llevo años mirándome el ombligo. Espero que disculpes la levedad a este ser. Pero con el lance, aunque haya sido enrevesado, he logrado entender y me alegro.

    D.

    ResponderEliminar
  4. Hay cosas que necesito aprender.

    Un toque de esa crueldad me vendría bien.

    Protegerme del sentir.

    Besos, Sea Urchin

    ResponderEliminar
  5. inuit,
    jueves lardero? suena a día de campo,
    espero que tu corazón lata siempre en su sitio.
    besos.


    (*,
    un día perdido, es irrecuperable, luna, para siempre perdido..., aunque te parezca que a veces, no,
    un beso.



    Anónimo,
    y si no hubieses pasado estos años mirándote el ombligo como te reconocerías? Es conveniente mirárselo, de vez en cuando,y un día te sorprendes y ya no te lo miras...
    Nada tengo que disculparte,pero si lo hubiera estarías disculpado.
    Me gusta cuanto escribes, a veces mucho y a veces sólo bastante,no es una escritura leve la tuya..., y quien escribe así no creo que sea "leve".
    ¿No es la Literatura lenguaje y vida? los dos la hemos visto donde estoy segurísima que la hay.

    He buscado en tu blog para escribirte un correo pero no encontré nada, así que aquí te dejo esto.

    Un abrazo, D.

    ResponderEliminar
  6. Lena,
    la crueldad no es buena, enseñar los colmillos y afilarlos no es bueno, pero es la única defensa que tenemos...,
    a veces sólo es un alto, no sigas...,
    eso, sí, quemas adrenalina...
    Quédate solo con ese toque mágico de la palabra,
    besos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias. Eres grande. Yo he actualizado la cuestión ahora mismo. Mi correo está en + info, en la cabecera.
    Un abrazo.

    D.

    ResponderEliminar
  8. Siempre el lenguaje es disimulo y artificio. ¿Te imaginas al personal soltando por esa boquita lo que realmente le pasa por la cabeza? y me refiero a lo que realmente le pasa.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  9. Yo no sé si he entendido lo que había que entender, Alfaro.

    Sé que he visto las llamas de ese árbol, desde lejos, y cuando me acerqué quedaba ya poco por quemar. No arderá otra vez.

    Sé que he visto una crueldad, casi dulce, en un lenguaje ya conocido, de palabras sin significado perdidas en el fuego.

    No sé si lo he entendido, pero sé que me ha gustado lo que he leído.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Cierto es que ningún árbol se quema dos veces, así que lo mejor es quemar cuánto debamos para dejar unas buenas brasas con las que incluso podemos freirnos unos filetes, incluso de lo malo, hay que sacar un lado bueno.

    ResponderEliminar
  11. Oiga, Seño, que yo no entiendo eso de que Alfaro sea cruel..., que no me encaja.

    Claro que diciendo eso has conseguido que Inuit te invite a un bocadillo de no se que, que no es poca cosa.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  12. ¡Ostras! como para no entenderlo;-)
    Me gusta la rotundidad de esos últimos poemas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Bel,
    solo los locos y los niños dicen cuanto se les viene a la mente, y su mente no tiene el control necesario, quizá...
    El lenguaje es artificio y disimulo, y también espontaneidad, o silencio cuando no quiere ser...
    Besos.


    Gloria,
    me alegra que te ahya gustado, que hayas visto el árbol ardiendo y las palabras quemándose en él, la vida no es otra cosa que eso.
    Besos.


    Capitana,
    aprovecharemos los carnavales para arder...
    estoy totalmente de acuerdo en eso de lo bueno y lo malo.
    besos.


    Antiqva,
    jajaja..., juraría que inuit domina los fogones, y no es poca cosa.
    Un abrazo.


    Olvido,
    eso digo yo ¡Ostras,Olvido!
    gracias,
    un beso.

    ResponderEliminar
  14. No sé si entiendo lo que quieres que se entienda, Alfaro. A priori, parece que esa pregunta de ¿entiendes? se la haces a alguien en concreto para que entienda. Entiendo que un árbol no arda dos veces. Creo que a los días y a todo hay que brindar una segunda oportunidad. Aunque a veces. De esa forma el árbol puede arder dos, diez o mil veces. Eso es lo que entiendo.

    Cruel poema bueno. Besotes. Dudosos.

    ResponderEliminar
  15. Si ser cruel te parece ser complemtamente sincera, sin tapujos de ningun tipo, sin dobles caras... creo que a veces un poco de crueldad de ese tipo no esta mal....
    Todo no puede ser tan dulce en la vida... a veces algunas cosas nos hacen daño.. algunas se saben defender.. otras no (mi caso es este segundo)
    Soy una tonta que siempre cree en mariposas de colores... creo que es hora de ver un poco mas la realidad!!
    Besos alfaro!!
    Llenos de luz como siempre.. pero que no ardan si???

    ResponderEliminar
  16. Sí, claro, por supuesto.
    (La verdad es que no)
    (Aunque)
    (Y esa carita que te pone ¿qué?)

    ResponderEliminar
  17. Hola, Alfaro.
    No seas tan cruel y pásate por mi cuaderno. Tengo una sorpresa para ti.

    Abrazos, poeta.

    ResponderEliminar
  18. Daniel Damián,
    has entendido muy bien,
    efectivamente el árbol real sólo arde una vez,
    el metafórico puede arder, de distintas maneras, varias.
    Besos.


    SOL,
    eso mismo pienso yo,
    a veces la mejor defensa es no defenderse...
    En tu caso... el sol siempre arde,
    besos.


    Pedro,
    cuánta ingenuidad.


    Antonio,
    gracias, eres muy amable, no seré cruel.
    un beso.

    ResponderEliminar
  19. Bien por ELLA, me encanta la respuesta...¿sabes? la cantautora Rosana en su CD Magia, tiene una canción en la que dice algo semejante:

    "Dibujamos aquel corazon , un verano en el rio
    Dibujamos aquel corazon , con tu nombre y el mio
    En invierno quisimos volver
    Y aprendi que la tiza no escribe en el frio..
    Dibujamos aquel corazon
    Y el invierno ha dejado un borron...
    Es adsurdo querer subrayar lo que borra el olvido
    De momento..... No voy a gastarme la vida contigo...."

    Creo que os tendré que recordar a ambas si la ocasión llega...

    ResponderEliminar
  20. Ay bruji, corazón tripartido el que has dejado hoy en tu blogia...
    con música todo suena mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Y qué sería de nosotros sin la crueldad de las palabras, o el descaro y el valor, y también los artificios para adornar lo que nos quema.

    Nuevo beso (estoy extraviada moviéndome por las calles, pero encuentro el camino)

    ResponderEliminar
  22. Ichiara,
    cuánto tiempo sin vos...
    una alegría enorme encontrarte por estos caminos, con artificios o sin ellos.

    ResponderEliminar