17.2.09

Pensar primero

Todos los que me conocen personalmente saben lo despistada que soy, desde siempre. Trato de desimularlo al máximo pero no siempre lo consigo. Hoy ha sido un día atroz de despistes, hasta podría contarlo como un cuento para que fuera más creíble, hasta me he reído cuando todo estuvo solucionado, pero ahora mismo estoy agotada de tanto solucionar lo que yo misma trastoco.
Solo conozco a una persona que me supera, una amiga, que es tan despistada que un día fue a ensayar al grupo de coros y danzas y dejó allí olvidada a su hija. No se enteró hasta que por la noche se la llevamos a casa. Otra tarde, se puso el abrigo al revés, lo de dentro hacia afuera, hasta que se acercó una señora y le dijo: oiga, perdone, pero es la moda o es que no se dio cuenta...
Luego de ella voy yo. Hasta se parecen los hijos por la hiperactividad. Aunque el mío nunca llegó tan lejos como su hija, quizá por lo supervigilado que estuvo hasta hace muy poco. Una vez lanzó un frasco de colonia por la ventana, no le dio a nadie y no cayó encima de ningún coche. Cuando bajé a la calle, allí estaba el frasco, entre dos coches, entero, no se había hecho añicos. Son estas cosas que te hacen pensar si de verdad existirán los ángeles. La hija de mi amiga tiró un televisor por la ventana, intentando imitar a un todo músculo de esos de las pelis.
Por no hablar de los problemas que me doy con esto de primero hablar y luego pensar... Piensa, piensa antes de hablar, piensa y luego habla..., dónde me lo grabo.

19 comentarios:

  1. Lo bueno no es que sólo tú seas despistada. Es que tengas una amiga que lo sea más. Es que tengas un hijo con suerte. Es que tu amiga tenga una hija hiperactiva.
    Lo bueno es que lo cuentas y yo me echo unas risas, que nunca están de más.

    Ojalá escribas ese cuento. Me hace gracia antes de leerlo...

    ResponderEliminar
  2. Ufff... vaya, bueno, una vez pasado el susto, sí que es divertido, pero bueno, es mejor pensar en la parte buena, en todo el amor que te dan incondicionalmente.

    ResponderEliminar
  3. Fusa,
    cuando hago alguna gorda me consuelo pensando en el día que mi amiga me abrió la puerta del ascensor sin falda...y así salía a la calle y justo al salir de su portal hay una parada de taxi...
    No, el cuento no voy a escribirlo porque no sé escribir cuentos y, además, porque el día de hoy de verdad que ha sido tan desesperante que a punto estuve de llorar varias veces...
    besos.


    Capitana,
    podríamos estar una tarde entera riéndonos..., porque ya todo pasó...
    besos.

    ResponderEliminar
  4. Ahora que leo eso de llorar...
    El sábado me olvidé un libro en el asiento del autobús. No vi que mi parada era la próxima y salí corriendo sin pensar. Al minuto me giré, corrí, pero justo arrancó y yo me quedé con cara de tonta. ¿Sabes en qué pensé? Pensé en aquel día que tú no encontrabas un libro en tu biblioteca y lloriqueando ibas preguntando a todos los de casa por él.
    No lloré porque después tenía que ver a gente y me daba vergüenza contarlo.

    Un beso y buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Fusa,
    Lo imposible, de Bataille, que angustia, un libro que me regaló un amigo el último año de facultad y no volvimos a vernos mas...
    ¿ves por qué lo tenía tan perdido?
    Y tú ya sabes por qué lo dejaste en el autóbús? siempre es por algo, fusa,
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Tu amiga también es mi consuelo.

    Lo del ascensor...jaja...me dejó muerta.

    Yo llevo al Pez a las fietas de cumpleaños un día antes, y lo llevo al cole en San Isidro...y no entre en detalles que me da vergüenza.

    Pero tu amiga, con lo del ascensor, me ha hecho reir (el abrigo jajaja también) y me ha consolado.

    besos Sea urchin!

    ResponderEliminar
  7. No es que seas despistada, amiga, sino que tienes ocupada la mente en otras cosas que son realmente importantes...

    Ja,ja,ja

    Eso nos pasa a muchos..

    Un abrazo, ALfaro

    ResponderEliminar
  8. Ay, Alfaro, si te sirve de consuelo yo he salido más de una y más de dos veces a la calle con laspantuflas de andar por casa... ;) Y yo tan pancha, ¿sabes? Sin darme cuenta de nada. Y l problrmático es que éste es únicamente el primero de mis despistes, porque como tú, como tu amiga, mi vida está llena de ellos. A veces agradezco estos benditos pájaros en la cabeza.

    Un dulce beso y que tengas muy buen día.

    ResponderEliminar
  9. Jajajajaja...
    Me he reído aunque entiendo la desesperación, yo también soy despistada, mucho, de hecho en el cole me castigaba no por no hacer los deberes, que los hacía, sino por dejármelos olvidados en casa. Mala Pedagogía, pues pensaban que así mi mal se solucionaría.Fracasaron.

    Lo de pensar antes de hablar, si también es un problema, y hace poco también lo es el de escribir comentarios en blos :-( como tiendo a resumir, para no extenderme... a veces "la lío parda" y ya me ves deshaciendo entuertos.

    ResponderEliminar
  10. Hoy me has hecho reir... jajjaja a veces me pasa.. digamos que no con cosas demasiado graves.. pero si.. sobre todo si estoy medio dormida por la mañana... antes de empezar mi dia... puedo llegar a preparar un cafe con leche con yogurt bebible y echarle sal en vez de azucar...
    Y asi como esas una cuantas...
    Besos cielo... son las 7.40 de la mañana... y ya voy en camino a cometer alguna torpeza...!!

    ResponderEliminar
  11. Inuit es un cúmulo de despistes pero sin llegar a lo irremediable. Inuit bla, bla, bla .... dice lo que piensa sin la contención
    verbal que debiera y así le va (necesito de la voz para estructurar el pensamiento). Se es y poco se puede hacer.
    Tener una letra inclinada hacia la derecha y las vocales abiertas, como si bostezaran, hacen a las personas más extrovertidas y sinceras de lo que se está acostumbrado,pero tú Alfaro lo tienes bien, manejas el idioma a la perfección y puedes utilizar la escritura como contención del habla, pero una vez dicho se lo lleva el viento y si queda es porque le era necesario al que las recibió.
    Bueno un sermón patatero el de hoy.
    Inuits

    ResponderEliminar
  12. Lena,
    verdad que sirve de consuelo?
    besos.


    Antiqva,
    a ti, ya sé que también, recuerda a tu pequeña arqueóloga...
    Sí, será que ando con la cabeza llena de ...uvas, de pequeñas cosas...
    Un beso.


    (*,
    bueno de lo de los zapatos yo ya ni te cuento...
    yo lo paso fatal...,a veces.
    gracias por el deseo de un buen día, hoy voy más firme y también más acelerada que ayer...
    besos.


    Malvada bruja del Norte,
    sí, en los blogs, también ...hay que además tener cuidado porque igual dejas el comentario en otro blog...porque no cerraste el blogger anterior...
    una vez lo dejé en La ballena de Olvido...
    y lo dehablar... es que además a veces no dejo ni que los otros acaben la frase...
    besos.


    SOL,
    me alegra haberte hecho reír...
    mientra no tires el café a la basura como hice yo alguna vez, del sal y el azúcar ya ni te cuento porque no sé por qué siempre tengo el salero y el azucarero juntos...
    jaja...torpezas, lo llamas.
    Besos.


    Inuit,
    mi letra siempre fue hacia la izquierda, ahora no sé creo que va más recta, es bastante ilegible...
    pues me ha gustado este sermón, debe de ser que me gustan patateros.
    besos.

    ResponderEliminar
  13. :)

    Si sirve... yo he salido varias veces con un zapato de cada color. Sí, has leído bien, varias veces... Bueno, solo un par de veces. Tampoco es mucho, ¿no? Además, ahí van contadas las que he salido en zapatillas...

    En fin..

    Un abrazo (madeja de palabras)

    ResponderEliminar
  14. Despistes; un libro podíamos escribir con semejante tema.
    De no reconocer a la gente por la calle, saludarme y mirarlos a la cara y nada, encarcelada por mis propios pensamientos; montones de veces.
    Pero que suerte tuviste con el frasco de colonia. No creo que tu amiga tuviese tanta suerte con el televisor...

    Un beso, amiga

    ResponderEliminar
  15. Lola,
    jajaja..., si eran de la misma altura todavía...
    un abrazo.



    Sombras en el corazón,
    sí tendrías para un libro, y hasta puede que de intriga..., a medio camino con tu estilo...
    un beso

    ResponderEliminar
  16. Yo podría contarte millones de despistes tanto dentro como fuera del blog. Por suerte, en el trabajo no me suele pasar, o no son muy graves (mi madre aún no puede creerse que no haya explotado el laboratorio con algún despiste mío... no se fía nada de mí).
    Pero ¿sabes? me gusta que no hagas mucho caso a lo de "pensar primero", y es cierto que todos deberíamos, pero ¿y todas esas palabras que se quedarían encerradas? sin tus alas, no tendrían salida.
    (no lo grabes en ningún sitio, queridísima Alfaro)
    Un abrazo.
    P.D. Me ha encantado esta entrada.

    ResponderEliminar
  17. Gloria,
    tienes que escribir sobre ello algún día...
    Es cierto que a veces si piensas muchos gana el silencio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Me uno al club de despistadas, el primer paso es aceptarlo no?

    ResponderEliminar
  19. Cristina,
    bienvenida al gran despiste...
    no si yo lo tengo muy asumido...

    ResponderEliminar