4.2.09

Alí Babá

Para esas horas en que el cielo desaparece
y solo quedan las luces de la ciudad
a merced de Alí Babá y sus sicarios

esas largas horas en que les cantamos aserrín

nadie los oye pero ellos juran
y perjuran a gritos entre ellos
mientras el océano se desploma
al otro extremo del mundo

y sobre la arena las bridas
de sus caballos esperándoles

mientras esto sucede
nosotros interpretando
sobre el puente
nuestra propia partitura.

18 comentarios:

  1. Sí, Alfaro, así es.
    Yo me he pasado casi toda la noche tocando mi viejo violín, con una cuerda rota y sin posible repuesto, intentando llamar a una luna invisible, susurrando a los sueños que de seguro se escondían tras las nubes.
    Mi puente es mi ventana.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Antonio,
    una ventana puente..., no está nada mal porque un puente siempre es lo que une orillas, mundos distintos...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo canto una partitura

    que intento llegue

    al mar de Asturias...

    (Un abrazo, Sea Urchin...quiero escribirte y no me dejan...a ver si hoy puedo!)

    ResponderEliminar
  4. Y alguno, salta sobre le charco y resbala ala luz de un relámpago...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Para estas horas, mi querida Alfaro, y para cualquier hora, tú serás luciérnaga, y en los puentes de tus neuronas cualquier partitura es melodía. Mientras todo sucede, luces, afinas y tejes.........y los puentes son cada vez más sólidos en esta noche que amanece.
    ¡Qué bonito que es!
    Un puente afinando Auroras.
    Inuits

    ResponderEliminar
  6. Nadie oye nuestra propia partitura. A veces los sonidos nacen con sordina y opacos y no pueden escucharse al otro extremo del mundo.

    Te lo digo aquí. "Constantinopla" me ha estrujado el corazón de emociones.

    Un dulce beso.

    ResponderEliminar
  7. Lena,
    tu partitura llegará al Cantábrico y hasta el mar del norte, como te lo propongas.
    besos.



    Codorníu,
    ...y los que resbalan se levantarán?
    un beso.


    Inuit,
    pues ando algo densa de neuornas, o es que me patinen es que andan tercas y remilonas.
    gracias y besos.


    (*,
    no se puede andar por ahí con el corazón estrujado, y para luego pararte cerca de la cueva de Alí Babá, aunque parece que los alibabás andan por todas partes impidiendo que las voces se oigan...pero se oirán, se oirán.
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Y sin renunciar a ella, a la partitura propia que nos dibuja en el aire, o en los cuadernos, como somos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Madeja de palabras,
    ... sin querer renunciar, y feliz quien consigue pasar por la vida sin renuncias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hay algunos que se creen que pueden chillar y tapar los cantos de los demás, lo que no comprenden es que los suyos probablemente no sean tan hermosos como quién lo hace de corazón.

    ResponderEliminar
  11. Tu partitura, Alfaro,
    sobre el puente o bajo el agua,
    en las horas de Alí Baba o en Costantinopla,
    a todo pulmón o cortada sin oxígeno,
    entre 37 bueyes o como imagen y portal de un cuento...
    pero tu partitura siempre,
    siempre hermosa,
    siempre llena de mensajes,
    siempre arte,
    y con una humildad pasmosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Capitana,
    el mundo está lleno de cantos, algunos son cantos de sirena.
    Un beso.


    Gloria,
    lo que está pasmoso hoy en mí es algo así como la vida, la lentitud de los bueyes que diría J.Llamazares.
    gracias por todo lo que dices siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Contundente y bellísimo a la vez, Alfaro. No se podía reflejar mejor esa sensación de impotencia ante ese expolio constante y descarado de todos los Alí Babás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Bel,
    ... Alí Babá y sus sicarios,
    gracias, eres muy amable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Mi querida ALFARO, eres tan inteligente con tus escritos que podria asegurar que tu si puedes interpretar cualquier partitura donde sea!!!
    Besos llenos de luz cielo!!!
    Feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  16. SOL,
    es de noche, noche de frío afuera, y te leo como si fueras un sol.
    Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pero cada vez, somos más los que cantamos la PAZ!

    ResponderEliminar
  18. Malvada Bruja del Norte,
    el número de los pacifistas no les importa a los Alí Babá del mundo, otros números son los que les importan

    ResponderEliminar