16.1.09

La Cámara de Niebla / Alfonso Xen Rabanal

Llevo tiempo esperando poder leer en hoja impresa los poemas y las crónicas que con puntualidad diaria he ido leyendo todos los días en el blog de Alfonso Xen Rabanal y al fin ha llegado el libro. No es una copia literal del blog pero sí mantiene ese espíritu de transgresión, de calibrador de conciencias, de ojo que mira y vive inmerso en su tiempo. Sin embargo, trasciende el aquí y el ahora y hace de su niebla una niebla universal. Si entras en La Cámara de Niebla y te dejas llevar por las palabras irás desde la poesía de sus blues, desgarrados y desgarradores, hasta las reflexiones más sociológicas, su voz te irá llevando por las imágenes de su vida, los fragmentos, que comienza con un Blues y acaba con el regreso a la niebla.


...B (tres puntos Blues)

... a cada paso, como una procesión a la inversa, escondo más mi dolor... En cada estación a la que llego andando, busco un banco aislado para ver pasar los trenes... las luces sin rostros y luego el vacío que decoro con el humo de otro cigarro...

... al anochecer, cuando trabajaba en el puerto, contaba las dunas de fango en el reflujo de la mar... los aleteos de los peces confiados, la garra que se esconde, los cebos perdidos...

... al amanecer, cuando curraba en la mina, llevaba ya varias horas extraviado entre esa niebla espesa, soñando con tropezar con esa tumba donde se perdió mi sangre mezclada con otras treinta y dos sangres del valle... Y contaba los chasquidos de las mandíbulas, los gritos ahogados y los silencios... Todos los silencios...

... ante un papel en blanco dibujo tres espirales que se suspenden en mi vacío...
a ellas me aferro como a la barra del bar...


Porque la última es este paso que doy del que quiero desgajarme...

la primera es la huida de ti, mujer fría...

y, por el medio... siempre la niebla...

donde mi dolor se esconde...

...he roto el espejo de tristeza donde calibrabas tu alegría... en poco tiempo he aprendido a disimular mis lágrimas entre el esperma abandonado en callejones oscuros... allí por donde nunca pasas... aunque sé que piensas que mi palabra se ha perdido, que necesito sufrir para avanzar sobre el papel, que para mí no se ha hecho la vida, lo que tú entiendes por vida, pues no sé venderme... te recomiendo que hagas una de esas excursiones pagadas y guiadas por barras que nunca soñaste, donde una luz mortecina no disimula los surcos labrados por las lágrimas que se beben y se derraman, que saben a estaciones a puertos de mar y de montaña a tumbas donde se tropieza a polvo que se arrastra por la barra y que el jefe recoge en una botella con un embudo... para que vuelvas a beber de tus lágrimas...

Sé que ya no te alegro la vida al verme doblar... pero es que me estoy volviendo avaricioso con el dolor, mi dolor... así que vidéate las miles de procesiones grabadas y sé una más de esas que se excitan con el dolor ajeno en una ficción... y que apartan la vista ante el dolor real que procesiona todos los días entre las alcantarillas...

Por fin he conseguido romper el espejo de tristeza...
para ello he tenido que partirme la cara...

ya soy uno por fuera y por dentro...

un alma hecha jirones perdida por el camino...

una cara fragmentada en donde una de sus grietas, sí, esboza una sonrisa...

Nunca saqué fotografías

de nada

pues allí donde he ido

todo lo he mirado desde dentro...

Siempre he sabido que lo que se olvida

con forma ese fango al que te has de aferrar

cuando la resaca te arrastre...

Por ello no te olvido

aun surtido de resacas

perdido entre la Niebla

rebozado de ese fango

que no me olvida...

... tres puntos hacen camino en el vacío donde canto...

A través del espejo (pop up)

De La cámara de niebla/Alfonso Xen Rabanal
Editorial Eclipsados

12 comentarios:

  1. Enhorabuena al autor, que se declara perdido entre nieblas diversas y al que llega la bellisima luz de la edicion.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  2. Me alegra por Alfonso
    y por la palabra oculta que habita en el vacio de los 3 puntos...en donde cantamos, aunque sea en silencio.

    Un beso Alf ♥

    M.

    ResponderEliminar
  3. Digo lo mismo que Antiqua, BELLÍSIMO.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Queda patente la calidad literaria de ese amigo tuyo. No hay duda. Sabe lo que hace y lo hace muy bien. Gracias por el texto.

    Un beso.
    Pepe.

    ResponderEliminar
  5. FELICIDADES AL AUTOR. Y gracias a ti, por compartir la noticia y sus líneas. Me ha gustado mucho.Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sí, es verdad que sus palabras se leen a ritmo de blues, un blues desgarrado y desgarrador a un tiempo.

    Enhorabuena al autor y a tí por dárnoslo a conocer :-)

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Alfaro... Siempre has sido la mano que levantabas mis palabras cuando éstas se arrastraban hacia la alcantarilla, sin encontrar luz entre la Niebla...
    Tu ciudad tiene el nombre de todos nosotros, los que te seguimos... pues tienes calor y cariño para todos los que aquí nos encontramos y conocemos...
    Gracias por tus palabras...
    Gracias por vuestros comentarios...
    Me parece que hoy mis cervezas van a ser bebidas por una sonrisa que hace tiempo que estaba de sequía...
    Un fuerte abrazo
    ...

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado esta posibilidad de leer el anticipo de un libro de un amigo de Alfaro. Enhorabuena al autor.
    Un gran abrazo para ella.

    ResponderEliminar
  9. Xen,
    las gracias a ti por no dejar que las palabras se pierdan.

    Antiqva,
    Verbo,
    La sonrisa de Hiperión,
    Codorníu,
    Madeja de palabras,
    Malvada Bruja del Norte,
    Bel,

    gracias a tod@s por los comentarios.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. suerte que al fin llega la luz..
    salu2

    ResponderEliminar
  11. En primer lugar, muchas felicidades por esta gran noticia,la letra impresa.
    El texto que nos ha dejado Alfaro es buenísimo y bellísimo, a mí me lo parece.Suelo seguir la Niebla desde Reader.
    Inuits

    ResponderEliminar
  12. Anti-yo e Inuit,
    gracias y besos.

    ResponderEliminar