17.12.08

Tormenta

Cuando el resplandor me deslumbra te veo
en la oscuridad de mis párpados

estoy ciega

con el trueno quiero
oírte

soy distancia

23 comentarios:

  1. Siempre me han asustado las tormentas de una forma irracional, ahora entiendo por qué.
    (preciosa imagen la de este poema, por cierto)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa manera

    de verle...

    con truenos

    ser distancia,

    mirarle como mira

    un ciego....

    Con todos los

    sentidos

    llenos de vida!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las tormentas, son reveladoras, desnudan el alma entre rayos y truenos.

    Bendiciones con paraguas

    ResponderEliminar
  4. gloria,
    son poemas casi..., reducidos a su mínima expresión, es una serie de 4 ó 5 poemas, muy así..., son los poemas del invierno, del frío, la tormenta, la nieve, con una referencia final al otro.Aún no sé si los editaré seguidos o los intercalaré.
    A mí las tormentas me gustan, por aquí no suele haber y será por eso.
    Besos.


    mia,
    me alegra que te haya gustado,
    besos.

    ResponderEliminar
  5. Cardenal Farenas,
    que bien Cardenal que te gusten las tormentas,
    ¿y estas bendiciones que das con paraguas son bendiciones a modo de paraguazos o es que has sustituido el agua bendita por la bendita agua de lluvia?
    Yo aquí reparto besos, a los cardenales también, llévese usted un besazo mío en cada mejilla.

    ResponderEliminar
  6. unos ojos ciegos ven más allá que aquellos ojos que sí ven...

    me gustó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. con el trueno quiero oirte...

    Sorda quedé.


    Saboreo esta maravilla que has escrito, Sea Urchin.

    Un beso.

    Mejor muchos.

    Eso.

    ResponderEliminar
  8. Algo tiene el invierno que provoca,
    pero sin duda tus letras provocan tadavía más.
    Ojalá que los publiques seguidos para saborearlos juntos.

    Vengo y te dejo un abrazo de navidad, en esta ciudad apacible donde tantos nos refugiamos.
    Felicidad siempre.

    besos Alfaro!

    ResponderEliminar
  9. Anti-yo
    Sí, mis ojos ciegos para ver sólo lo que quiero ver....
    besos.

    Lena,
    sorda ni se te ocurra... a ver luego con quién hablamos,necesitamos agudeza de oído.
    besos.


    cristina,
    si quieres leerlos seguidos busca por aquí a la izquierda en poemas y ahí los tienes, porque en papel de momento esta difícil.
    Gracias por el abrazo, a veces te veo y te siento muy cerca.
    besos

    ResponderEliminar
  10. qué será la lluvia?...un abrazo?

    Me ha gustado esta minimalista tormenta
    Buenas noches

    ResponderEliminar
  11. Olvido,
    qué bien que te guste, tengo alguno más para editar aquí de esta serie de poemas de invierno, pero ninguno sobre la lluvia...el ciclo aún no está terminado.
    besos.

    ResponderEliminar
  12. Tanta distancia, tanta que diste la vuelta al mundo y regresaste al punto de partida: tu ciudad sinnombre.
    Trillones de besos

    ResponderEliminar
  13. pepe pereza,
    y ni te imaginas cuántas veces doy la vuelta a algún mundo.
    Muchos besos y gracias.

    ResponderEliminar
  14. Alfaro, leerte me ha hecho recordar esas tormentas inesperadas del verano, cortas, densas, sonoras, fieras... desde la distancia.

    Dulces besitos.

    ResponderEliminar
  15. (*,
    es tormenta de invierno, una de estas que ensordeció la noche.
    besos.

    ResponderEliminar
  16. Que te llegue el trueno como música a tus oídos.

    Besos :)

    M.

    ResponderEliminar
  17. Vaya, amiga, que lista eres: al fin alguien descubrio algo que permite ver solamente lo que uno desea...

    Mandame un poco de ese colirio tan magnifico...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  18. Hermoso...

    Al final, menos no es más... menos, es todo.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Verbo,
    ...música armoniosa...
    besos.


    Antiqva,
    pensé que el hombre sabio sabría más que yo de estas cosas...
    besos.


    Madeja de Palabras,
    qué lingüistica estás hoy..., o debría decir matemática?
    o filosófica?
    bueno, Lola, hoy estás...por aqúi después de mucho tiempo...gracias y
    besos

    ResponderEliminar
  20. El estruendo del olvido bajo la tormenta que te moja en la distancia...
    Como la luz que anuncia la llegada seran tus ojos cerrados en ese magico instante...pero de alli va pa delante!!
    Siguiendo tu rastro..

    ResponderEliminar
  21. Sin rastro,
    sí el olvido también es estrenduoso, si hiciéramos una lista de todo lo que en el silencio es estrenduoso...
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Las tormentas me dan miedo...y lo has conseguido, ahora me darán más...

    ResponderEliminar
  23. malvada bruja del Norte,
    las tormentas lo único peligroso que tienen son los rayos yes tan precioso ese resplandor en la oscuridad de la noche...
    besos

    ResponderEliminar