13.12.08

Para que me nombres

Nadie me nombra
en estas gotas de lluvia
que caen otra vez
entre mis ojos
y mis labios
y otra vez
son como lágrimas
cayendo
para ti
entre mis ojos
y mis labios

el frío y la lluvia
como lágrimas
hablan para ti
en mí

me despliego

a lo largo de mi espalda
cada una de mis vértebras
plegada
replegada
se despliega
para ti
y por ellas
siento caer
otra vez
para ti
las gotas de lluvia
como si fueran tus lágrimas.

16 comentarios:

  1. A ver si al final va a ser verdad eso de que cuando llueve lo que ocurre es que la Naturaleza está llorando "a moco tendido"...

    Un abrazo, amiga Alfaro

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza!

    Como si fueran lágrimas...

    Nadie nos nombra...

    a veces,nos evocan...

    y aunque no sea igual,

    la vida desordena,no

    priva totalmente...

    Hay que volverse muy

    interpretativa...

    "como si fueran lágrimas"

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Extraordinario, Alfaro. Me conmueve y me estremece, me asombra. Es tan hermoso como el sol que nace esta mañana. Dan ganas de quedarse en él y no salir, de ser el receptor de ese mensaje y gozar de la belleza de nombrarte.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Aquí, ahora, caen gruesas gotas de lluvia que animan este sábado de diciembre, lento, gris, frío.
    Y con tu poema me han entrado ganas de salir a mojarme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué mejor manera que volver a esta ciudad que con un poema. Me encanta el final, Alfaro. Hoy te leo con una sonrisa, aunque aparezcan las palabras lágrimas, lluvia y ti. Te echaba de menos. Y te echo todavía.

    a lo largo de mi espalda
    cada una de mis vértebras
    plegada
    replegada
    se despliega
    para ti
    y por ellas
    siento caer
    otra vez
    para ti
    las gotas de lluvia
    como si fueran lágrimas.

    Es sublime. ¿No tendrás ningún libro de poemas que se pueda comprar en alguna parte?

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  6. Qué mejor manera de volver, quise decir.

    ResponderEliminar
  7. como que nadie te nombra??? y yo qué!!! ;)
    me gusto el post... esa mezcla entre lo humano y la naturaleza..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Antiqva,
    tendremos que hacer acopio de klines porque llueve, llueve y llueve muchísimo...
    Un abrazo.


    mia,
    qué bien interpretas...
    besos.


    jimarino,
    qué suerte que esta mañana has visto el sol...
    pues quédate en él, no salgas y hazte receptor, es tuyo.
    Besos.


    Pedro,
    sábado lento, gris y frío, como el mío.
    Seguro que te has mojado,lluvia con viento tan fuerte...
    Besos.


    fusa,
    y por dónde andarás? Mira que si este viento te lleva Bergai...
    Me alegra muchísimo verte reaparecer por esta ciudad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Anti-Yo,
    pues mira que no te había oído..., será que esta lluvia lo ensordece todo.
    Muchas gracias por nombrarme
    besos.

    ResponderEliminar
  10. Aquí, por ejemplo, el silencio...

    Oigo caer las gotas.

    Besos, Sea Urchin

    ResponderEliminar
  11. Lena,
    con lo silenciosas que suelen ser las gotas desde los ojos a los labios, las de afuera son mucho más ruidosas o sonoras.
    besos


    malvada Bruja del Norte,
    ah, entonces no necesitamos decirnos más.
    besos.

    ResponderEliminar
  12. A-L-F-A-R-O
    Que sé que no es tu nombre, que sé que igual no pides para ti, que sé que quizá sea tarde, pero es lo que me pide el cuerpo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. gloria,
    mi nombre es mucho más largo, y mejor hacer siempre lo que pide el cuerpo así te quedas a gusto y ya sabes que nunca es tarde si la dicha es buena.
    Gracias, besos.

    ResponderEliminar
  14. la intimidad del agua que también es generosa.
    Un abrazo, de mar a mar.

    ResponderEliminar
  15. Lola,
    por lo menos la de la lluvia sí lo es.
    besos.

    ResponderEliminar