6.12.08

Para empezar

Sin perder de vista el suelo que pisamos, no dejo de observar el cielo.
Te miro y me da la risa, una risa estrambótica, una carcajada de la tierra a la nube más lejana.
A ver si llega el día o la noche en que lo recuerde todo. Todos los nombres y te los dejo aquí, todas las cicatrices de cada nombre, alguna te cortará los ojos. Los nombres, desnudos; las cicatrices podrás adornarlas, gasearlas, nada cambiará. Haga lo que haga el hielo seguirá quemando, ningún mar se acercará, ningún yo referente. Nada de mí que pueda traducirte del frío invierno sobre las aguas. Aguas de Venecia sin mí.
Haz que se callen, que se oculten al menos o que se invisibilicen, me da igual. Este es mi espacio, mi cerco. De lo contrario desapareceré, la mujer de hielo me está esperando y le estoy dando mis manos.

17 comentarios:

  1. Miradas y reflejos
    que observan con esperanzas.

    La mujer de hielooo...
    me dá shusto!

    :)

    dejo un beso y un lirio en tu bella ciudad ♥

    M.

    ResponderEliminar
  2. Verbo,
    las miradas siempre reflejan... si te miras de cerca en ellas te devuelven tu propio reflejo.
    preciosos los lirios...
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¿ Asi que nuestras miradas
    también son nuestros espejos* ?

    Uhmmm, interesante.

    Ya sé porque me gusta mirar ESO que miro,
    ¿será mi lado positivo?

    :) jaja!!

    Un cariñito ♥

    M.

    * reflejos = espejos

    ResponderEliminar
  4. el hielo quema los corazones de fuego...

    ResponderEliminar
  5. Para empezar, el cielo,
    para continuar la risa
    con gotas
    en el firmamento.

    Después vino el recuerdo
    de antiguas cicatrices con
    nombre propio
    sin rostros ni miedos.

    Sin huir del frío
    en la góndola
    sin remos
    ocupada de ausencias,
    de llantos, de duelo.

    Busco cuevas
    que escondan el
    mirar de los que
    acechan.

    Tu terreno está limpio,
    no vayas
    al hielo.

    ResponderEliminar
  6. Verbo,
    quise decir que eres el espejo de quien se mira en tus ojos.
    Un beso.

    Sintagma in Blue,
    el hielo quema los corazones de fuego e incluso donde no hay fuego.
    Un beso


    Gloria
    no está mal el viaje del cielo a la risa, y que mazazo el recuerdo de las cicatrices..., ni está mal,
    a ver si encuentras esas cuevas, creo que cuevas hay unas cuantas pero están muy oscuras y ahora en invierno hace mucho frío, dejaremos los hielos para el verano.
    Espero que recojas tu poema y lo edites en tu blog....
    Gracias por dejarlo aquí, me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Quizás lo haga Alfaro... cuando tenga fuerzas (y el tiempo que se merece) para contestar los comentarios, quizás lo haga.
    Me alegra que te haya gustado, porque lo acabo de escribir inspirado en tu texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Miradas y miradas
    unas dan calor
    y otras frio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Gloria, para empezar, recuperar fuerzas, luego recoger comentario.
    besos.


    Scri.Ba,
    gracias por la visita
    el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues no se las des. La mujer de hielo te mira porque te envidia. No la mires tú. Hay mil llamas a las que dirigir la vista.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Bel,
    ...buscaré las llamas ... para arder.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la frase: "Este es mi espacio" y la que tiende sus manos.

    Veo un Ella firme, pero comunicativo, pone límites a su espacio pero no le importa compartirlo.¿Evolución?

    ResponderEliminar
  13. Malvada Bruja del Norte,
    ¿nunca lo has sentido? tu espacio, donde ninguna otra cosa tiene cabida a veces, o donde no quieres que determinadas circunstancias irrumpan,
    la evolución está en la mujer de las manos heladas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Aguas de Venecia sin mí...

    He leído (esa) tu frase tantas veces que he perdido la cuenta...

    Entonces agua en mis ojos.

    Poeta...

    ResponderEliminar
  15. Lena,
    la canción de Charles Aznavour dice "qué triste Venecia si me faltas tú"
    o qué triste Venecia sin ti...
    El agua en los ojos ojos puede ser dolor, el llanto,
    o como tú dices aquí el agua que se refleja en tus ojos, tus ojos espejo del agua.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Piensa una cosa Alfaro, la mujer de hielo se puede derretir y si no lo consigues tú con todo el calor que irradias,no dudes en llamar a Inuit que tiene una leña muy buena y muy seca que arde con sólo una chispa.
    Inuits

    ResponderEliminar
  17. inuit,
    mucho me temo que esta mujer de hielo no se derretirá,
    pero veremos si con la chispa...
    besos.

    ResponderEliminar