10.12.08

36

Al revés se pisan los talones
las pirañas del tiempo
fuera del agua helada

las manos ariadas

en mi propia lengua

(idioma de infancia
que ya no encontrarás
en mí)

de un extremo a otro
de tu boca a la mía
las palabras

el fuego

11 comentarios:

  1. Me gustó el encuentro,
    la boca, el fuego, las palabras...

    Besos A. ♥

    M.

    ResponderEliminar
  2. no está ya aquel idioma?

    o está recogido y a buen resguardo (esperando)?

    Palabras, infancia, fuego...

    Sea Urchin....me quedo ya sin saber qué decir...

    Latigazos verbales tus textos...

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. A veces las palabras
    es un poema de María Marta Guzzetti

    A veces las palabras
    que se guardan
    en oscuros
    y ocultos
    recovecos
    se aletargan.

    Un musgo,
    una pátina,
    de verdoso olvido
    las deforma.

    Entonces se resbalan
    y caen
    como tontas
    entre los pensamientos.

    Equivocan
    los tiempos.

    Dan vuelta
    los momentos.

    Y uno llega a creer
    que en lugar de palabras
    ha guardado
    silencios.


    Un besos que te comprende,,

    lleno de elocuencias

    como palabras escondidas,

    temerosas de ser

    pronunciadas....

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  4. verbo,
    ¡Cuántas veces las palabras nos hacen arder!
    besos.


    Lena,
    yo apenas hablo palabras de mi infancia, "ariar" es una de ellas.
    besos.


    mía,
    no conozco a m.marata Guzzetti,
    gracias por dejarla aquí.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Alfaro este 36 me suena a pasión, pasión escondida bajo el hielo, pasión que comienza a rebrotar... ¿será porque me gustaría que brotase en mí? Puede ser.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. gloria,
    pues, casi que estoy por decirte que sí, en la segunda parte del comentario.
    besos.

    ResponderEliminar
  7. en ocasiones las palabras son de fuego, y acaba por no haber tanta distancia entre su boca y la tuya...

    salu2

    ResponderEliminar
  8. Mi palabra inventada de la infancia era "güinchi", que en realidad no era una, sino muchas. Palabra multiusos, que decía yo. Según el contexto, venía a significar una cosa u otra, o muchas a la vez. Es curioso que, ante ese abanico tan amplio de posibilidades que yo misma aceptaba, casi nunca nadie me entendía. Qué "güinchi".

    Hoy me has hecho recordar esto, que no sé en qué rincón de mi memoria se encontraba.

    "Güinchis" "güinchis". :)

    ResponderEliminar
  9. Anti-yo
    Sí, depende de la distancia de las llamas.
    saludos.


    (*,
    "güinchi" pues sí que es rara... seguro que quiere decir algo en algún idioma.
    "ariada" quiere decir heridas, son las heridas que te produce el frío, esos cortes que te hace en los labios, en las manos...
    besos.

    ResponderEliminar
  10. El idioma de tu infancia, sigue en el fuego de las bocas, en el juego de las miradas, en tus palabras...

    ResponderEliminar
  11. Malvada Bruja del Norte,
    en algún lado vive, eso seguro.
    besos

    ResponderEliminar