11.11.08

La tienda del payaso

Todas las noches, durante años, le conté un cuento a mi hijo. Cada noche, uno. No recuerdo ninguno. Me los inventaba y según veía sus gestos los iba continuando. Esta tarde él se ha acordado de que siempre comenzaban con las mismas palabras, yo las había olvidado. Empezaban casi siempre así: Esta tarde he ido a la tienda del payaso...
Hoy era ayer.

12 comentarios:

  1. Bonita frase para comenzar un cuento, porque estoy segura que de la tienda del payaso nacían mil y una historias... Tu hijo tiene suerte Alfaro.
    Un abrazo (y gracias, muchas gracias)

    ResponderEliminar
  2. A eso se le llama la creatividad andante. ¡Qué preciosidad!, esa tienda con calor y textura de mamá, tan imaginativa, y cuánta fantasía has dejado,como purpurina o confetis, diseminada por todos los poros de su piel.
    Los cuentos de la tienda del payaso, es un muy buen título para cuentos.
    Si algún día vienen, Inuit los recibirá complacida.
    Auroras con narizota

    ResponderEliminar
  3. gloria,
    ya es mayor..., ya no necesita cuentos, afortunadamente.


    inuit,
    la tienda existía,
    pero esos cuentos ya se acabaron, no recuerdo ni uno.

    besos para las dos.

    ResponderEliminar
  4. :-))) Comparto con Inuit, que ahora que se acerca Navidad nos podrías regalar un cuento de la tienda del payaso, y no me sirve que no recuerdes ninguno...Crea. Porque artísta eres, recuerda que te leo siempre :-)))

    ResponderEliminar
  5. malvada bruja del norte,
    que seas malvada, lo paso, y hasta lo paso que lo seas siendo del norte...
    pero que esperes, a estas alturas que ya no tengo infantes cerca, un cuento..., y a los adolescentes ya no se les cuenta cuentos...más bien me los cuentan y anda que vienen con cada cuento...
    si además no paro de contarlos,
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues amiga, yo creo tambien que tendrias que regalarnos uno de esos cuentos de la Tienda del Payaso...

    Vamos, por aclamacion...

    Que bellos son los recuerdos de cuando uno contaba cuentos a sus hijas...

    Un abrazo, Alfaro

    ResponderEliminar
  7. Hoy era ayer

    (!!!!!)

    Para mí hoy era mañana...el Pez (cinco años) me ha presentado (formalmente) a su novia y a su suegra. No conforme abrazó a la novia se marchó.

    (!!!!!!!)

    ayns...

    Tal vez no existen porque no están escritos...aún...

    (Digo...los cuentos de la tienda del payaso....existen penando en el eter, pidiendo un vestido grafías....)

    Besos, Faro y Luz...Sea Urchin!

    ResponderEliminar
  8. La vida, a veces, guiña que da vértigo. Qué hermoso.

    besitos

    ResponderEliminar
  9. antiqva,
    es que no recuerdo ninguno, porque todas las noches los cambiaba...y ya debe hacer casi diez años que no cuento cuentos, los que os cuento aquí...,
    pero gracias de todas formas, lo mejor era ver la cara de felicidad y asombro...
    Besos.


    lena,
    si se los cuentas a tu niño puedes escríbirlos...
    coge el título si te guste, es tuyo, y escribe los cuentos.
    besos.

    ResponderEliminar
  10. lola,
    para guiños los que tú dejas aquí..., gracias
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Pido permiso para tomar prestada esa frase y contarsela a mis hijos, con la otra fila de palabras que quiero que guarden en su corazón y un día recuerden y recuenten.
    Así que: esta tarde he ido a la tienda del payaso...en México y...

    ;) un abrazo querida Alfaro

    ResponderEliminar
  12. Cristina,
    por supuesto, coge las frases, todas, todas,
    es muy fácil, la tienda del payaso es una tienda donde venden juguetes, podrás darle vida al payaso, a cualquier juguete, convertir la tienda en una tienda de campaña o en una selva...y a veces no podrás salir de allí, y te quedas unas cuantas noches a dormir y sueñas...
    suerte y que tus hijos se queden tan con los deslumbrados como se quedaba el mío.
    besos para ti y para tus niños.

    ResponderEliminar