16.11.08

312

Te lo escribí desde este edificio gris plata y frío tipo hielo donde me tienen encerrada. Te escribí una carta larga larga de amor, pero la mujer vestida de blanco me la cogió de encima de la mesita donde la había puesto esta mañana, mientras el hombre vestido de verde movía muy rápido la cabeza de un lado a otro, y todo mientras yo desayunaba y me hacía la loca, como que no me enteraba, y bebía muy lentamente ese líquido color beis desvaído y aguado que quieren hacerme creer que es café, pero no lo es.
No importa, esta noche me toca escribir otra carta muy muy larga, más larga aun que la de ayer. Esta noche te escribiré la carta del odio. A ver si mañana por la mañana se atreven a llevársela también. Te prometo que la próxima vez no haré como que no los veo. Te prometo que mañana, como esa mujer vestida de blanco o el hombre vestido de verde cojan la carta que te escribo, no me haré la loca. Te lo prometo.

14 comentarios:

  1. Querida Alfaro:
    Siempre me sorprendes. Inuit habla de cartas y yo me empeño en decirte que te leo en cartas de amor. Y me pregunto ahora si es casual o si estás recogiendo el envite.
    En cualquier caso, he sonreído, he leído con avidez, deseando más de ese enigmático y atrayente, como de costumbre, texto tuyo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Alfaro,
    Escribe aquí esa carta de amor para que aprenda Inuit y se emocione hasta las fronteras del vuelo. (No, no es cotilleo ,no...es simplemente necesidad de creer en el vuelo)
    Inuits

    ResponderEliminar
  3. ..y la de odio está muy bien, porque así te descargas de tanto peso, de tanto dolor. Que la perversidad de esa ladrona de vida se asuste, tiemble y hulla, miserable y dañina, sin compasión.
    Inuits

    ResponderEliminar
  4. bel,
    siento que no hay cartas, sólo el vacío de la carta.
    besos.


    inuit,
    nadie puede escribir por otro, ni sentir lo que ha de escribir otra persona.Tu vuelo tiene tus propias sensaciones y eso es lo que tienes que escribir, estoy segura de que lo harás muy bien.
    besos.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, Alfaro. No sé ni qué decir de lo asombrada que estoy. Es tan perfecta este extravío, este mini-relato. Perfecta, redonda.
    Me encanta que todo el rato hable de los colores. La mujer de blanco, el hombre de verde, el líquido beis.
    Y me encanta esta loca cordura. Y esa promesa es escalofriante.

    Ahora ya no sé si éste es mi preferido...

    ResponderEliminar
  6. Uf! Profundamente emotivo...que bello, que bien duele...

    ResponderEliminar
  7. fusa,
    gracias, hoy quiero creérmelo todo, y si tú, que escribes cuentos tan divinamente perfectos, lo dices será verdad.
    Besos.


    malvada bruja del norte,
    gracias por tus palabras...
    oye, qué conjuro hay que pronunciar para que las puertas de tu blogia se abran rápido...
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Increíblemente hiriente.
    Esa carta de odio no se la llevará nadie, seguro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Al final los problemas no los tengo con el singular y el plural, los tengo con el femenino y el masculino. Todo lo que esté referido a este extravío, cambiado de sexo, por dios.

    Venía también a decir que se me ha pasado el color del edificio. Y sí, créetelo.

    ResponderEliminar
  10. gloria,
    seguro que también se la habrán llevado quienes generan el odio.
    besos.

    fusa,
    no entiendo nada, pero te creo siempre.
    ¿Tienes tú problemas con los números? No lo creo yo tampoco.
    ¿Con los géneros? pues a estas alturas creo que nadie debería tenerlos.
    El edificio es gris, como suelen ser estos edificios, aunque tengan otro color.
    besos.

    ResponderEliminar
  11. Lo decía por la entrada "Singular y Plural". Y con el género tengo problemas, por lo visto, porque en el anterior comentario todo lo que era de la palabra extravío lo he hecho en femenino... ha sido un lapsus.

    ResponderEliminar
  12. fusa,
    jajaja..., ya sabes qué significa eso,
    empieza a pensar desde cuándo o dónde ha comenzado tu extravío o que has extraviado, o si te habrás extraviado toda tú por alguna calle de la ciudad.... en fin breves interrogantes.
    me voy a leerte.
    besos.

    ResponderEliminar
  13. (_________________)

    y tres besos...

    L.

    ResponderEliminar
  14. lena,
    otros tres besos para ti, mientras estoy leyendo el entreparéntesis.

    ResponderEliminar