9.8.08

Misantropía térmica

Cada vez que una se muere, el mundo es distinto. Sales de una misantropía y entras en otra como si entraras en un club de odiosos seleccionados. Y una vez que entras ya el resto de tu vida te dedicas a misantropear, siempre hay alguien que te saca esa vena oscura. La vena de las horas podridas, afortunadamente no todas las horas lo son. Cuando caes en ellas cuesta salir, trepar los segundos, cambiar el paso y la mirada, rasgar ese visillo de dolor que rodea cuanto se respira y quisieras coger en tus manos el puzzle del mundo, deshacerlo totalmente y volver a encajar las piezas. Y vas asimilando y transformando y como un camaleón cambias de color todo cuanto te rodea y respiras hasta hacer más habitable la balsa que hace nada desaparecía.

Primero fueron los campos de golf y se esquivaron, ahora llega el proyecto de una térmica. Es sólo el rincón último del pueblo, adonde sólo llegan los que allí viven pero resulta que es tu rincón y el de otros ellos.

15 comentarios:

  1. ¿Y si plantas un árbol en ese rinconcito? De los grandes, de los que desprenden un suave aroma al amanecer... ¿Crees que valdría? Yo no lo sé, porque está claro que cada vez vale más lo nuevo y el beneficio económico por encima de todo lo demás. ¡Qué triste, Alfaro! No se ni qué decir. Supongo que, como tú, me acabo de llenar de rabia.

    ResponderEliminar
  2. (*
    ya tiene árboles que desprenden aromas...
    ah, rabia, sí, pero luego te deshaces de la tristeza y te dices ya veremos si lo logran y sólo entonces lloraremos, sólo entonces...

    ResponderEliminar
  3. Vuelvo a tu casa después de unos días, y me encanta encontrarme con tus palabras, aunque algunas tengan esa amargura de la amenaza de paraísos perdidos dibujándose en el horizonte.
    Muchos besos, Alfaro, desde este cansancio que me está volviendo del revés...

    ResponderEliminar
  4. brujaroja,
    qué alegría verte, el verano todo lo descoloca, gente que se va, que vuelve...
    cuántos paraísos perdidos,acabaremos siendo un mar de ausencias.
    cuidate, no malgastes energías
    un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Pues a muerte con la Térmica. A las barricadas, y si necesitas ayuda allá que voy con mi escoba!

    ResponderEliminar
  6. malvada bruja del norte,
    pues sí, ya vendrás con tu escoba a barrerlos a todos pal mar, que está cerca, y que no vuelvan.
    un abrazo fuerte y otro a la escoba...jajaja...

    ResponderEliminar
  7. Por qué puñetas no se colocan las térmicas donde deben? digo yo que ahí, en la intersección de las patas.

    Supongo que como siempre pasa, se protesta, se lucha, se desgañita uno y... si algo se consigue bienvenido.

    Gracias Alfaro por el link, te copio y me verás hasta el hartazgo, jajaja.

    Ánimo mujer, que a lo mejor les cae un rayo en lo alto y se la llevan a Marte.

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. ichiara,
    qué maravilla, está lloviendo, con viento y rayos y truenos...una tormenta de verano que se llevará algo de calor...
    justo lo que necesito para los termiteros...para sus altos o sus bajos..., que por cierto no tienen los vientos a su favor...
    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Parece que la termodinámica comercial invade el espacio con su tendencia al desorden. Suerte

    ResponderEliminar
  10. Ay, amiga, eso del progreso y de los Planes Generales de Ordenacion Urbana de los pueblos, me hace temblar...

    Eso a nivel de un pequeño pueblo.

    Si hablaramos de eso que llaman GLOBALIZACION, que esta inundando de pobreza el mundo...

    Un abrazo, un poco o un mucho, pesimista.

    ResponderEliminar
  11. dadaontheroad,
    bienvenido a esta ciudad, gracias por dejar en ella tu comentario.
    un abrazo


    Antiqva,
    paraíso el que tienes tú por ahí..., habrá que cuidar los paraísos, los próximos, claro, los que son muy nuestros.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Cuentan que, en tiempos,
    una ardilla podía recorrer
    la península ibérica sin bajar de los árboles
    por la frondosidad de nuestros bosques.
    En un futuro una pelota de golf podrá ir
    de La Coruña a Murcia, sin salirse del "green".
    En breve podremos dar saltos de térmica a eólica
    sin dejar de pasar por la nuclear, of course.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. almatina,
    pero ya has regresado?
    saltando el mar de un lado a otro..., con acento irlandés, of course.

    ResponderEliminar
  14. Qué ganas me han dado de llevar a cabo ese puzzle, ese desorden y ese encajar sereno de después. Te he visto las manos en este texto, Alfaro, con las piezas.

    Esas horas malditas... suerte de tus manos que ordenan minutos.

    ResponderEliminar
  15. fusa,
    temo que se me quede algún comentario sin responder...
    has ido leyendo todos los posts y dejando en ellos tus comentarios, por cierto muy acertados, tienes una intuición increíble...
    muchas gracias.

    ResponderEliminar