26.2.08

Voz en off

La vida no es una película, por mucho que me guste el cine, una breve historia sin the end, ese justo momento en que llega el final feliz o el desenlace trágico. Cuantas veces pido que me cuenten un cuento es sólo por la magia de la escena, la película sin final, para no dormir nunca y soñar siempre. La historia que se narra a sí misma, y que se alterna con el paso del tiempo. Amo todas las voces que me cuentan este eterno cuento de la vida, y que son testigos sin saberlo de otras historias cuya voz permanece en off.

4 comentarios:

  1. Lo mejor de los cuentos es que siempre admiten diversas posibilidades a su termino...

    Casi, cada lector se puede inventar el fin del cuento que esta leyendo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No siempre, Antiqva, escribes tú el final del cuento, quizá por eso lo mejor es no llegar al final, aunque ese final ya supone el principio de otro "cuento", me quedo con las escenas, suspendidas..., como esa luz que hoy he leído en tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sintagma in blue: y luego de los puntos suspensivos que siguen a morir...nacer de nuevo y despertarnos siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar