31.1.08

Una montaña y detrás, un árbol

Soy una exiliada, conozco las celdas habitadas y compartidas. Una montaña y detrás, un árbol, eso soy yo, sin la calidez del sol sobre mi cuerpo desnudo quemándome. Vínculos secretos y afines que me unen a la tierra.
La vida corriente es mi vida, no es más fácil ni más difícil que la de los otros, a veces para vivirla tengo que cerrar los ojos, son las pequeñas trampas que me hago a mí misma. En esta vida tan corriente he tenido la inmensa fortuna de conocer a personas excepcionales, aunque yo no lo sea, esto me hace amar el tiempo que me ha tocado vivir.
Nunca tomo pastillas para dormir. He decidido no dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario