9.5.07

Gamusinos

Hoy sólo tengo en la mente tu palabra infantil gamusinos. Gamusinos. Gamusinos, cuando tu padre te cogía de la mano y te decía vamos al río a cazar gamusinos y, allí en la orilla, muy en silencio para no ahuyentarlos, todos los niños, muy quietos, esperando a los gamusinos. Los gamusinos no llegaron nunca, los gamusinos no se fueron nunca. Infancia mágica la de los gamusinos. Mirada mágica la que se perdía por los desnevios de aquella ciudad antigua y alineada a un lado y otro de la carretera donde colocaron una c y una d, cerca del río, magia donde se perderá siempre la infancia. Precisamente en c y d dejaría mis pasos borrados, las palabras escritas y las no escritas y sobre ellas la nieve que pisaban aquellos niños que iban con su padre a cazar, sí, cazar, gamusinos al río.
Todos los gamusinos del río, de esta noche, para ti, y para aquel niño de entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario